sábado, 28 de marzo de 2015

KOSTER, Henry. La túnica sagrada (1953)

Bueno, un intento de hacer un peplum decente, que no ha conseguido su objetivo. No es que sea mala película, pero no es Qvo Vadis?, ni Espartaco, ni ninguna de las de la época absolutamente maravillosa del cine de época. No es Cleopatra, faltaría más... ni nada por el estilo.
Me recordó mucho, en las sensaciones que tenía con ella a La caída del imperio romano. Grandes perspectivas, pero poca eficiencia visual y un relato algo castrado, peor de lo esperado.
Aquí me ocurre algo parecido. Está bien la película, pero no acabo de ver qué le ocurre para no gustarme del todo. La simpleza del argumento no es, porque hay otras historias todavía más sencillas que sí dan juego. Es quizá la interpretación de Burton la que no me convence. Porque Simmons sí está en su papel...

No hay comentarios:

Publicar un comentario