lunes, 15 de diciembre de 2014

WISE, Robert. El ladrón de cadáveres (1945)


   Bueno, pues lo esperado. Serie B sobredimensionada por la crítica y por el público. La película es de bajo presupuesto, rodada de manera sencilla, casi parece una obra de teatro, con pocos actores, muy poco presupuesto, explica mal algunas partes de la trama que sin su conocimiento no se entiende correctamente el resto de la película, tiene lagunas de guión más que importantes, seguramente fue mutilada para que entrase en las típicas sesiones dobles tan en boga aquellos años, y la dirección brilla por su ausencia, por no hablar de los actores, que lo más que hacen es sonrreir con la boca entreabierta y abrir mucho los ojos levantando artificialmente las cejas... pero aun así tiene algo que la hace cautivadora, cabeza de un género tan por sabido que ni se ve, tan conocido que ya has visto la película antes de haberla visto, que sabes qué va a ocurrir desde el primer minuto. Pero se deja ver, tiene un no sé qué que la hace agradable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario