domingo, 24 de enero de 2016

SCOTT, Ridley. Exodus: Dioses y reyes (2014)

Me ha sorprendido, pero no gratamente. Me ha parecido mala, mala, malísima. Qué decepción!!!. La verdad, si esta película la firma otro director ni siquiera se proyecta. No sé muy bien qué es, pero no es buena. Para empezar el color y el tipo de soporte cinematográfico, parece digital, o algo similar, lo que no cuadra con este tipo de historias, generalmente épicas y que requieren un tratamiento más clásico. El color de la cinta, con cantidad extraordinaria de grises, negros, marrones, pardos, te sitúa en un escenario singular desde el punto de vista cromático. En tercer lugar, la potencia exagerada de los efectos especiales entorpece enormemente su desarrollo como película dramática, parece que estamos en presencia de una cinta de superhéroes, y claro, no parece que esto pueda tener pies y cabeza.
Su peor película, sin género de dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario