jueves, 24 de diciembre de 2015

Mc LAGLEN, Andrew V. Camino de Oregón (1967)

Pues he de reconocer que me ha gustado. La verdad es que le tengo una manía tremenda a Mc Laglen, no por nada especial, sino porque le considero un aprovechado, un director que lo es no por su valía, que no tiene mucha, sino por la amistad de su padre, buen actor, con el mundo de Hollywood, sobre todo con John Wayne. Dice que era amigo de borracheras de éste y de Ford, de la camarilla del mejor mundo del cine.
Sus últimas películas son infames: cerco roto, leones del mar, y doce del patíbulo 2. También tiene una que no he visto: puente sobre el río Ewa 2. En fin, cosas como noticiables. Pero al igual que me pasó con El Valle de la Violencia, esta no es especialmente mala.
Aunque plantea la cinta como una especie de parque temático del Westher. Hay desierto, pero poco, caballos, pero no muchos, indios, pero poco salvajes, peleas pero no intensas.
Me da la impresión que otros directores con peores mimbres hacen mejores películas. Tiene en esta a Kird Douglas, a Robert Michum y a Robert Widmark, tres monstruos sagrados, cada uno a su manera, del cine de todos los tiempos. Y no consigue una película superbrillante, sino algo mediocre. Que sí, que se puede ver, pero no es, ni muchísimo menos, una gran película. Desde luego no como se podría prever por los actores que intervienen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario