jueves, 9 de octubre de 2014

MANN, Anthony. El hombre de Laramie (1955)

Un buen Whester, sí señor. Típico, tópico, clásico, pero excelente. Siempre canónico, siempre previsible, muy entretenido, con paisajes espléndidos, buenos puros y malos taimados. Todo un clásico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario