lunes, 18 de septiembre de 2017

KAZAN, Elia. Los visitantes (1972)


No me ha gustado. No digo que sea mala, pero no me gusta esta temática. Tiene alguna reminiscencia de Perros de Paja y de esa pléyade de cintas sobre los traumas del Vietnam, tipo Corazones de piedra y demás...
Actores muy poco conocidos, que intervinieron en muy pocas películas posteriormente, excepto James Wood, que sí puede decirse que ha tenido una carrera larga y medianamente digna.
La sensualidad de la protagonista no es acorde al drama por el que los visitantes han llegado. No es razonable acomodarse la ropa como lo hace y vestir de una manera tan provocativa. Por eso comento que tiene algo de perros de paja.
El sadismo del soldado, del teniente, es muy expresivo. No entiende muy bien por qué no ha hecho más películas, al menos de este tipo. La verdad es que sí ha hecho más cintas, pero todas muy mediocres. Quiero decir que quizá hubiera encontrado acomodo en producciones algo mejores, más artísticas, menos de la industria B.
Es una temática que me repugna, la rechazo. Además no comprendo la complacencia de ella hacia el teniente psicópata. No es comprensible. El rechazo del padre al novio de la chica puede tener explicaciones que no se ven en la cinta, pero no es comprensible que ella sienta algún tipo de atracción por el teniente, por mucho que pueda ser el prototipo de marido que el padre de ella quisiera para su hija.
La violencia del soldado hacia el teniente está justificada, o al menos es explicable. Pero la película no va a ninguna parte.
La provocación para la pelea puede parecer algo similar a un duelo del Oeste -el padre de ella escribía historia del Oeste- pero tampoco tiene mucha coherencia interna.
Es una película rara, fuera de los cánones de calidad y del estilismo de su director, muy reconocido en su primera etapa, algo menos en esta segunda.

MANKIEWICZ, Joseph L. El castillo de Dragonwyck (1946)


Gótica. La primera de un director magnífico, realmente uno de los grandes. Con una belleza como Gene Tierney absolutamente preciosa, con una belleza sugerente, singular, distinta.
Una trama conocida antes de ver la película, típica en el género, como Luz de Gas, de Cukor. El castillo se parece mucho al que se quema en Rebeca de Hitchock.
Me ha gustado, pero no es su mejor película, ni mucho menos. Está bien pero no es el Fantasma y la Señora Nuir, ni Eva al Desnudo, ni Operación Cicerón, ni Cleopatra, ni mujeres en Venecia.

domingo, 17 de septiembre de 2017

MILLER, David. Tigres del aire (1942)


David Miller siempre será recordado por "Los valientes andan solos", que es una película extraordinaria. Veinte años antes había rodado ésta. Y siendo interesante no tiene el impacto y la calidad de aquella. Ni mucho menos.
Esta es una película propagandística, filmada y estrenada en 1942, en plena ebullición de la propaganda bélica norteamericana. Como esta hay cientos de películas.
Wayne ya era el protagonista principal de la cinta, cosa que repitió durante años y años, hasta un total, dicen, de 150 cintas como protagonista principal, lo cual es una auténtica bestialidad.
La trama es interesante, antihéroe incluido; el guión está bien, aunque el sonido de mi copia y el blanco y negro no son de gran calidad. Doblada para Sur-América y con un granulado en la visualización que lastran la cinta y su visión.
Pero bueno, se ha visto. Poco más.

sábado, 16 de septiembre de 2017

SIEGEL, Don. Estrella de fuego (1960)


Bueno. Pues pensaba que iba a ser peor. No es mala película, no es horrorosa. Es un Wester prescindibles, no es especialmente bueno, pero Siegel es un director que generalmente me agrada y, como con otros directores, quiero terminar de ver todas sus películas.
Elvis Presley es el actor principal, muy bien rodeado de secundarios realmente valiosos, y no lo hace del todo mal. Comienza la película con una canción suya, y te hace pensar que pueda ser musical, o cuanto menos que se abuse de canciones y demás. Pero no. Creo recordar que no hay otra canción, aunque sí aparece una guitarra en una escena, en la que el padre le indica que deje el rifle y él coge la guitarra.
En definitiva, se puede ver, es agradable, dura lo razonable y no es pesada.

jueves, 14 de septiembre de 2017

LOSEY, Joseph. El otro señor Klein (1976)


Las películas de Losey son agobiantes. Crea una atmósfera realmente abrasiva, claustrofóbica, agobiante. Y en esta película lleva su planteamiento a extremos insospechados. La participación de Alain Delon está bien. No es un actor que me guste especialmente, pero he de reconocer que interpreta bien. Siempre en papeles con muy poco diálogo, con pocas interacciones, y sin relacionarse con otros actores. Siempre con planos muy centrales de su cara, siempre inexpresiva, muy hierática, sin demasiadas sonrisas...
La trama es sugerente, interesante, pero en algunos momentos no sabes muy bien qué quiere decir, o por qué ocurren las cosas, no sabes a dónde va el director. A lo mejor es un problema de montaje, de tener que cortar algunas escenas una vez rodadas en la producción de la cinta. Siempre lo he pensado. Que quizá el director pretendía películas más largas, veinte o treinta minutos más larga. Pero esta, la verdad, está al límite del minuta je razonable. Dura dos horas, y los últimos cuarentena minutos son muy repetitivos, circulares, agonísticos. Y, desde luego, lo que carece de lógica es el final de la cinta. Nadie se comporta de esa manera, ni siquiera sometido a la presión y la tensión que ha sufrido el protagonista.
Buena película, un poco larga, y demasiado circular.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

LAVEN, Arnold. No hay crimen impune (1954)


Una película muy clásica de cine negro. En realidad como estas hay decenas, propagandísticas del FBI. Interesante en la trama, bien desarrollo el diálogo, profunda en intensidad y poco más...