domingo, 20 de mayo de 2018

§ 1.338. JORDAN, Gregor. Los confidentes (2009)


Historias cruzadas de varios personajes que nada tienen que ver entre si y que ni siquiera terminan convergiendo.
Tiene su cierta gracia, porque no te aburres de cada una de ella, son tan diferentes y cada una de ellas dura tan poco que no te da tiempo, literalmente, a comprender de qué van. Parece que al final se van a ir acercando para dar una explicación a todas ellas, pero no es así y, la verdad, el resultado es decepcionante.
Cuenta con actores mas que interesantes, Kim Basinger, Billy Bob Thornton, Wynona Ryder, y Mickey Rourke... y, como curiosidad destacable, el cantante Chris Isaak tiene un papel.

sábado, 19 de mayo de 2018

§ 1.337. KA-FAI, Wai. Peace Hotel (1995)


Pues muy pobre.  No me ha gustado especialmente, ni creo que sea especialmente buena. Hotel Peace es un sitio en donde un asesino salvaje redime su pasado protegiendo a todo aquel que llegue allí, sin preguntar que ha hecho, o por qué necesita protección.
Pero su pasado le persigue y vuelve en forma de venganza del hombre al que dejó con vida en una matanza brutal...
Chica de pasado dudoso completa la escena.

viernes, 18 de mayo de 2018

§ 1.336. KORDA, Zoltan. Bosambo (1935)


Colonialismo, África, supremacismo blanco, negros idiotizados y poco organizados, tópicos legitimistas del expolio económico y cultural de todo un continente enlatados en una película de aventuras...

miércoles, 16 de mayo de 2018

§ 1.335. HEISLER, Stuart. Dallas, ciudad fronteriza (1950)


Gary Cooper llena la pantalla a por sí mismo. Tiene ese magnetismo que sólo unos pocos consiguen, pero lo tiene de verdad.
Está acompañado por Ruth Roman, una actriz muy interesante, con una tranquilidad y un poso más que interesante.
La trama es un poco confusa, rara, que no es del todo limpia. Pero se puede ver.

martes, 15 de mayo de 2018

§ 1.334. MIZOGUCHI, Kenji. La mujer crucificada (1954)


No me ha sorprendido demasiado. Y las películas japonesas me suelen sorprender, y mucho.
Director desconocido para mi, que no había visto nada suyo.
Muy centrado en la problemática de las geishas, prostitutas al fin y al cabo, más o menos sofisticadas, pero prostitutas.
La lucha moral de la hija de la dueña del burdel entre su repulsión moral por el trabajo que tiene su madre y el agradecimiento por la vida que le ha proporcionado el status económico que le patrocina ese negocio está bien planteado.

lunes, 14 de mayo de 2018

§ 1.333. BERGMAN, Ingmar. La vergüenza (1968)


No suelo leer la crónica de películas de Bergman. No por nada, sino básicamente porque a veces son difíciles de clasificar y otras porque el guión puede decir una trama, el guión otra y en realidad tratar sobre una tercera, como ocurre en esta.
Pero se me hace raro una cinta suya con una temática de guerra. Lo primero que piensas es que la guerra es la que acontece en la pareja, las tensiones producidas por el desgaste vital, por la ausencia de hijos, por todas las circunstancias que rodean su vida y su casa: la guerra civil que se vive, el campo de batalla en el que se convierte su predio, los traumas del protagonista, con una carga de paseo que nunca llegas a saber qué es: probablemente un cierto golfillo redimido por el matrimonio con una mujer comprensiva...
Pero luego, tras ver media hora larga, ves que quizá lo que pretende mostrarte son los rigores de la guerra, los cambios que provocan en la personalidad de la gente corriente y normal.
En todo caso que Bergman centre sus esfuerzos narrativos en un escenario como la guerra se me hace raro. Parece un pacifista convencido, al menos es la premisa que tengo sobre él, aunque no sé muy bien por qué.
No me ha gustado mucho en general. Me parece, como todas las suyas, una película muy de actores, con protagonistas magníficos, estupendos, Liv Ullmann y Max Von Sydow.