viernes, 24 de febrero de 2017

MINNELLI, Vicente. La tela de araña (1955)

Me ha encantado. Es preciosa. Nunca unas cortinas dieron tanto juego a mostrar cómo los humanos establecemos relaciones de poder a la vez que relaciones de afecto, de cariño, de necesidad, de comunicación.
Minnelli es un monstruo, no hay película que no me guste de él. Parecen fáciles de rodar, de mostrar, de expresar, pero esconden una profundidad notable, una complejidad grande, una exposición más que compleja.... La trama parece baladí, indiferente a la naturalidad de los problemas adultos, pero al final te das cuenta que, en realidad, lo que mueve el mundo, lo que hace que las personas adultas se muevan son las pasiones humanas, la necesidad de proyectar tu propia visión sobre el mundo y las personas...
Lo más importante en el mundo, ese día a esa hora, para todos los intervinieres de la trama es el color y la forma de las cortinas... Todo lo demás sobre, todo lo demás no tiene importancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario