lunes, 10 de octubre de 2016

HUSTON, John. Éramos desconocidos (1949)


No sé. Si la firmase otro me gustaría menos. Quiero decir que, por ser de quien es, ya tienes formada una idea sobre ella y su trascendencia.
Es una trama interesante, desconocida para mi, la dictadura en Cuba en 1925 y su derrocamiento en 1933.
Huston es peculiar, tiene algo propio, no sé muy bien qué, pero es capaz de rodar de manera singular. Esta película es, prácticamente, una obra de teatro, dos escenarios, una calle, dos decorados, muy pocos personajes.
Me ha gustado mucho Pedro Armendariz. Me fijé en él de manera sistemática, y tiene toda la pinta de ser un gran actor. Imprime intensidad a su personaje, honestidad, lo hace muy creíble, y da miedo, mucho.
Garfield parece hecho para este personaje, la verdad es que parece hecho para cualquier personaje. Me parece un actor bajito, muy cortito de estatura, y a lo mejor eso lastró un poco su carrera, aunque protagonizó muchas películas, algunas muy buenas.
Jennifer Jones es la menos conocida para mi. La he visto en algunas películas, claro, pero no es una actriz que me llene, no le cojo el punto de su actuación. Es sobria, contenida, introspectiva, hacia dentro, poco efectista, llena de matices en su rostro.
El metrajes se suficiente, la música casi no tiene protagonismo, el guión bien hecho, y los secundarios estupendos, especialmente uno, el que tocaba la guitarra, creo que es Gilbert Rolland, actor que siempre le recordaremos en papeles de piratas.
En definitiva, una película decente, bien hecha, con cierto sentido y que se puede ver. No es, ni mucho menos, la mejor de Huston, un director, que, por otra parte, hacía cosas muy interesantes: Cayo Largo, El Halcón Maltés, El hombre que pudo reinar, La Jungla de Asfalto, Moby Dick, La noche de la iguana, Reflejos en un ojo dorado, Las raíces del cielo... con otras películas no tan buenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario