sábado, 11 de enero de 2014

FRITZ LANG. Espíritu de conquista (1941)

Buena película, sin más. No reconozco al Lang que más me gusta, pero es buena, tiene lo que una del oeste tiene que tener y, en fin, es más que entretenida.
El mito de ferrocarril pero en versión telégrafo. La lucha por conectar con teléfono a través de zonas indias. El progreso frente al atraso.
La otra cuestión que trata es cómo el oeste se convierte en una lavadora de la moral. Todo el mundo tiene su segunda oportunidad, por muy salvaje que hayas sido, lo que supone el oeste, la huida, lo desconocido, la necesidad de luchar contra los elementos... Pues bien, nada importa del pasado anterior. Sólo lo que sucede en tiempo presente. La moral, la ética y los demás conceptos burgueses que modulan la sociedad y la relación entre personas quedan matizados en este nuevo escenario, en donde sólo imparta la realidad de la dureza del día a dia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario