lunes, 16 de diciembre de 2013

FULLER, Samuel. Bajos fondos (1961)

     Fuller siempre tiene un algo especial, un toque que hace de sus películas obras a tener en consideración. Ruido al margen, y dejando un lado su antibelicismo -mala malísima es Uno Rojo, división de choque-, las de temática distinta son muy interesantes.
     Chico que presencia cómo asesinan a su padre y espera años para cumplir su venganza. Bien narrada, verosímiles papeles, y esos primeros planos en donde ves sudar la cara del protagonista son los rasgos esenciales de su forma de filmar.
     El color, aun rodada en blanco y negro, es muy apreciable, son tonalidades de blanco y negro muy nítidas, tremendamente intensas.
     Buen guión, diálogos inteligentes y metraje comedido. Muy recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario