martes, 31 de mayo de 2016

RICCIARELLI, Giulio. La conspiración del silencio (2014)

Muchas veces vista. Es una película muy conocida, en casi todos los sentidos. Pero no está mal. Es un revisionismo necesario, completamente necesario, que refleja, además, la necesidad de la sociedad alemana de no dejar de hablar del horror, de la industrialización de la muerte.
La obsesión con Mengele produce una cierta distorsión en la cinta, que no necesita tanto vuelo propagandístico.

lunes, 30 de mayo de 2016

SODERBERGH, Steven.Che. El argentino (2008)


Pues no me ha gustado demasiado. No sé qué quiere hacer el director. Benicio del Toro lo hace muy bien, muy caracterizado. Pero más allá de eso no acabo de entender qué es lo que pretende el director, no sé si es una biografía, un documental, o algo distinto.
Se repite en exceso, y además no sé muy bien cuál es el sentido de esos flasbank tan intensos, en blanco y negro. Parece que el poder lo representa en blanco y negro y la lucha en Sierra Maestra en color.

viernes, 27 de mayo de 2016

SIEGEL, Don. Dos mulas y una mujer (1970)

Entretenida. Sin mucho más. Me ha llamado la atención la interpretación de Shirley MacLaine, no por nada especial, sino por toda su participación. No me la imaginaba en una cinta como esta. No creo que tenga muchas cintas como estas en su filmografía.
El resto es previsible, con un buen guión y un metraje sensato.

miércoles, 25 de mayo de 2016

DI STEFANO, Andrea. - Escobar. Paraíso perdido (2014)


Está bien. Es una buena película, se deja ver. Muy magnético el personal de escobar por Benicio del Toro. Me sobre Bardén, que sólo interviene en películas como torturados mejicano. Un encaje en toda regla.

martes, 24 de mayo de 2016

HOOPER, Tom. - Tierra de sangre (2004)

La verdad es que película tan duras sobre hechos reales no me agradan del todo, me parece que no es cine, que es otra cosa. En este, desde luego se consigue lo que se quiere. Enseñar qué era la comisión de la verdad, cómo funcionaba y qué consecuencias tenía. La verdad es que viéndola y comprendiendo qué ha pasado en este país con la ETA se hace muy difícil que se asumiese una consecuencia ni medio parecida. Lo que ocurre es que la dimensión del problema allí era de tal magnitud, tan enorme, tan descomunal que quizá no se hubiera podido implementar otra consecuencia, otro mecanismo de reconciliación.
Hay algo de catartico en el dolor, y, sobre todo, en el perdón. Y también el torturador es una víctima de todo el sistema de represión y dolor. Es algo muy complejo, difícil de articular en un discurso aislado de la vivencia de aquellos años.
En general es una buena película, pero los actores son un poco inapropiados, sobre todo Hilary, que no me acaba de convencer.

lunes, 23 de mayo de 2016

HALLSTRÖM, Lasse. Atanco cabos (2001)


Bonita, paisajes muy típicamente helados, gente peculiar, fuerte y a la vez llena de complejos, el amor como solución a los traumas propios y una capacidad propia y singular de ver la vida. 
Terranova y sus gentes retratada en varios estereotipos muy definidos de personajes clave en la película.
Me ha gustado, más que nada porque nunca veo este tipo de películas, tan melindrosas, tan azucaradas, con prototipicas, con algo oscuro detrás de sí que hace que seamos como somos. Explicaciones como convincentes a mi juicio de cual es nuestro destino. No muestran la energía propia, la determinación individual parece no tener juego, el determinismo Freudiano modela no sólo el pasado sino también el futuro, el destino.
Eso tan americano no me acaba da agradar como núcleo central de las historias, pero debe funcionar desde un punto de vista comercial, porque es más que usual, frecuente.

viernes, 20 de mayo de 2016

FLEMING, Victor. Tierra de pasión (1932)

Parece claramente un antecedente de Mogambo, de Ford. Una temática parecida, pero en vez de en un plantación de caucho en Indonesia en un safari en África.
Está bien, se deja ver, a pesar de ser tan antigua que a veces la pantalla vibra, y otras el banco y negro se pone nuboso. 

jueves, 19 de mayo de 2016

DEL TORO, Guillermo. Mimic (1997)

Me ha parecido horrorosa. Malísima, previsible, poco creíble, mal interpretada, llena de sustos de bichos sin demasiado sentido. De las poquísimas películas que no he terminado. La tuve que dejar, era superior a mis fuerzas. Qué horror de cinta.

miércoles, 18 de mayo de 2016

CLOUZOT, Henri Georges. El asesino vive en el 21 (1942)


No me ha gustado nada. Una especie de comedia sobre un asesino, que en realidad son tres, que vive en una pensión y un comisario, con una mujer que canta ópera, que se hace pasar por sacerdote para vivir temporalmente en esa pensión para descubrir quién es; su mujer también se va a vivir a la pensión y entre los dos descubren quiénes son.
Es como una película de aprendizaje, como si hubiera servido para ensayar lo que luego sería sus películas mayores.

martes, 17 de mayo de 2016

KUROSAWA, Akira. La fortaleza escondida (1958)


Magnífica película. Estupenda de verdad. Una iconografía realmente muy vistosa, como casi siempre en Kurosawa. Con su actor fetiche, Toshiró Mifune. La historia es sencilla, y la cuenta estupendamente. Lo cual nos lleva al análisis reflexivo siguiente: contar una historia es una cosa, y vivirla es otra. Un director de cine es capaz de contar la compra del pan del día de manera específica, singular, propia, cinematográfica.
Que esta sea la historia que inspira la guerra de las galaxias creo que es dejar volar la imaginación demasiado lejos. Claro que tiene una cierta cercanía con esa historia, una princesa en un país extranjero que tiene el propósito de reconstruir un pueblo y que debe volver a su casa para conseguir ese propósito. Aquí se acaban las coincidencias. Lo demás es intentar encontrar antecedentes cinematográficos donde no los hay. Nada que ver con Yojimbo, de la cual sí puede decirse que hay una copia fidedigna, literal: La muerte tenía un precio.
Gran cinta en definitiva.

lunes, 16 de mayo de 2016

HITCHCOCK, Alfred. Pánico en la escena (1950)

Buena película. Muy en la línea suya. Con una Jane Wyman para mi irreconocible. Jovencísima, tanto que podría pasar por otra mujer, aunque ya con la cara ovalada tan típica de Ángela Channing de todo la vida de después...
El guión es una obra de arte, todo un prodigio de exquisitez y requiebros, los intérpretes muy en sus papeles, contenidos y no excesivamente histriónicos...
Una más del genio.


viernes, 13 de mayo de 2016

AMENABAR, Alejandro. Regresión (2015)

Este señor sabe lo que hace. Me falta Mar adentro y Ágora, pero todas las demás me han gustado mucho. Este pretende ser oscura, hechizante, profunda a su manera, sobre un tema de moda en un momento concreto, con dos tabúes circulando sobre el escenario: el maltrato infantil, y las sectas satánicas. Casi nada.
La música está demasiado alta en ocasiones y aunque pretende ser un sonido de fondo tras las conversaciones a veces, muy a menudo, dificulta el seguimiento de la propia conversación.
El cambio brusco, casi al final, de temática: de sectas satánica a chantaje de una niña demasiado lista no está suficientemente explicado, ni tampoco por qué es todo un fraude, qué consecuencias tuvo en la sociedad americana, cuál ha sido el desarrollo posterior de la cuestión, ¿sigue de moda esta moda?
Ethan Hawks está soberbio, magnífico, estupendo. Contenido, comprometido, lleno de matices dentro de su tosquedad.
Lo que me llama la atención son dos cosas. En las primeras escenas se explica que el FBI ya había investigado estas cuestiones y las había abandonado, porque carecía de la más mínima prueba sobre el asunto.
La segunda es la falta de consistencia que desde el primer momento se aprecia en la argumentación de la niña. Si se ve por segunda vez probablemente se aprecian mejor estos matices.
Por otra parte nada sabes de la vida del protagonista, ni por qué está sólo, ni cuál es la razón por la que todo este tema afecta sobremanera a la niña. Nunca te deja ver alguna duda del personaje, ni tampoco por qué todo le desequilibra tanto, ni si tiene compañeros.
Es, en general, una buena película, de un director con talento.
No sé si habrá conseguido penetrar en EE.UU., que probablemente era lo que quería con esa cinta.

jueves, 12 de mayo de 2016

ALDRICH, Robert. Ataque (1956)

El valor es una actitud que se le supone a un militar. Cuando se carece de él no sólo no se es militar, sino que se es un cobarde. Y de eso trata la cinta, buena e intensa, como todas las de Aldrich, y tensa, muy tensa, muy propia de él.
Jack Palance es un buen actor, un poco sobredimensionados, siempre en el exceso, un poco histrión, pero cumple sobradamente, sobre todo en este tipo de papales de hombres excesivos, mayúsculos, sobredimensionados. Héroes improbables en escenarios inéditos.
Buena película, en definitiva.

miércoles, 11 de mayo de 2016

MANN, Anthony. Desesperado (1947)

Me gustan este tipo de películas. Sé que son un tanto alimenticias para sus autores, no son sus grandes obras, eran películas que les servían para aprender el oficio, poder tratar con actores, dominar la industria, adquirir experiencia... para poder hacer las películas que querían hacer años después. Pero su consumo es fácil, tienen un marcado sesgo propio, destacan de la medianía.
El tono en el que se desarrollan es el que se espera, su temática la de siempre: la epopeya de un hombre frente a su destino.

lunes, 9 de mayo de 2016

GONZALEZ IÑÁRRITU, Alejandro. El renacido (2015)

Me han encantado los paisajes, sólo a la altura de la de Sidney Pollack, la de Jeremías Johnson. Este es todavía más bonito, con esas nevadas, los ríos helados, magníficos decorados naturales 100 %.
Además, y lo he leído en alguna crítica, emplea un diafragma muy grande en la cámara, con lo que se aprecia mucha cantidad de pasaje.
La trama es un poco insustancial, pero se mantiene durante toda la cinta. Llama la atención la poca trama adicional que articula la película.
Es un poco larga, aunque realmente no sabes qué cortar, si es que me correspondiese a mi dicha función. Pero también es un poco pretenciosa, algo hay en ella de virtuosismo estéril, de grandilocuencia, de mire usted qué cosas soy capaz de hacer con la cámara. Una especie de juego circense, que a mi particularmente me cansa mucho.
La interpretación de Di Caprio es como se espera de este tipo de juegos malabares: pretende ser contenida, aunque el personajes no permite mucho minimalismo.
No hay prácticamente mujeres, que haya apreciado, y no hay muy pocos personajes.
Es una película que puedes ver, pero que no repetirías. No me parece una obra de arte, o una gran película. Está bien, es virtuosa, se deja ver, no cansa, pero no tiene ese nivel. Ni mucho menos. 
El director está de moda, de dulce, varios premios seguidos, Oscar incluido y esa aureola de 'lo nuevo' en una industria que reclama nuevos talentos cada muy poco tiempo para seguir con el guiringito en marcha. Y su perfil es el ideal para ello. Hombre del sistema, pero nacido fuera (es mejicano), y con experiencia en otros cines, España incluido.

domingo, 8 de mayo de 2016

ATTENBOROUGH, Richard. Un puente lejano (1977)


Dos películas, la del viernes y la de anoche con la misma temática: el final de la guerra y la destrucción o conservación de puentes para evitar la huida del ejército alemán. Multitud de personajes estelares para el reparto, desde Liv Ulman, única mujer en toda la cinta, hasta Robert Redford, que interviene muy poco, pasando por Edward Fox, Sean Conery, o Laurence Olivier... Muy en la línea de las películas de aquellos años: multitud de estrellas pero poco desarrollo temático, poca profundidad emocional.
Es mucho mejor película que la de ayer, sin duda ninguna.

viernes, 6 de mayo de 2016

LITVAK, Anatole. Decisión antes del amanecer (1951)

Un poco larga. Buena película, pero un poco larga. Muy estructurada, muy trabajada, con diálogos largos, planos estructurados y un resultado más que decente sobre un tema trilladísimo, sobre todo tras el final de la guerra. Desde el punto de vista temporal esta cinta es pionera, una de las primeras del género. La traducción al castellano no es especialmente brillante, además de que se escucha mal, muy lejano y a veces en susurros, está traducida por mexicanos y tiene un deje singular, particular, propio, que escuchado de manera constante aburre un poco. Además contiene giros lingüísticos muy particulares, lo que dificulta aun más la comprensión de determinados diálogos.
En líneas generales se deja ver, es buena y marca los cánones, las líneas características de un subgénero cinematográfico.

jueves, 5 de mayo de 2016

FORD, John. El juez Priest (1934)

No me ha gustado demasiado. Estas películas de Ford tan antiguas no me agradan demasiado. No le cojo el tempo, los diálogos me parecen demasiado antiguos, fuera de los intereses del propio Ford.

martes, 3 de mayo de 2016

FIENNES, Ralph. Coriolanus (2011)

Idea sugestiva, atrayente, resultado algo más mediocre. Un texto clásico de Shakespeare situado en la actualidad. Un militar que cae en desgracia y abandona la ciudad y el país para unirse a los enemigos de la patria. Luego, cuando patrocina una paz entre enemigos irreconciliables es asesinado por los que antes era enemigos.
No es mala idea, pero no queda bien, se hace raro llamar "romano" a un militar actual, con fusil y casco, ataviado con todo el equipo de campaña.
Me ha gustado más su enemigo, interpretado por Gerard Butler, que el propio Coriolanus interpretado por Ralph Fiennes. Queda mejor, más "romano".
El resto está bien.
Lo que no queda claro es si sigue fielmente el texto clásico o si es una interpretación muy libre. Parece que, al menos en el trama esencial, realiza un seguimiento bastante lineal del texto clásico. En todo caso debe reconocérsele el mérito de intentar algo nuevo, novedoso,