miércoles, 28 de agosto de 2013

MANKIEWICZ, Joseph L.: Cleopatra (1963)

Magnífica película, un poco larga, con una primera hora fabulosa con un Rex Harrison espectacular. Taylor tan guapa como siempre.

lunes, 5 de agosto de 2013

DMYTRYK, Edward. Los insaciables (1963)


   Interesante melodrama del hombre hecho a sí mismo que arrastra tras de sí un complejo sentimiento de culpa, no se sabe muy bien por qué, pues nada tuvo que ver en el desenlace desagradable de la locura y muerte de su hermano gemelo a los nueve años.
   Despreciativo, arrogante, brillante, a veces genial, pero siempre superficial, irreflexivo y carente de la más mínima empatía. Rico y millonario, pero despreciable en el trato con las personas, amigas o enemigas, cercanas o lejanas.
   Buenos actores, guapas mujeres, razonable diálogos y aunque de metraje alto, 151 minutos, no se hace nada pesada, al contrario. Si lo hubiera extendido más tendríamos un telefilm.
   No entra dentro de las buenas obras de Dmytryk, pero se deja vera, y comparándola con los dramas actuales, tan carentes de fondo, se proyecta como una buena película, sin más.

domingo, 4 de agosto de 2013

ROBSON, Mark. El albergue de la sexta felicidad (1958)

Siempre he tenido a Bobson como un muy buen director. El premio e ídolos de barro son dos muy buenas películas, que se complementan con Más dura será la caída, muy buena cinta sobre la verdad del boxeo.
La vida de la misionera Gladys Aylward es llevada a la pantalla con gran libertad, tanta que su real protagonista no reconoce gran parte del tratamiento dado a su personaje, especialmente las escenas de amor, castísimo, por otra parte, entre ella y un coronel del ejército chino. Seguramente es una licencia cinematográfica para poder llevar adelante la película de un metraje notable.
En todo caso es una muy buena película, con algunos momentos de decaimiento pero muy interesante, sumamente emotiva y conmovedora por momentos. La fuerza, la determinación, el poder interior, el coraje, el carisma, la lucha, la potencia, el yo interior está más o menos conseguido. Una mujer muy luchadora en un mundo tremendamente diferente al propio de origen.
Los hechos básicos de la película son totalmente reales, lo que le da a la cinta una fuerza peculiar.
La interpretación de Ingrid Bergman es total: pocas películas mantienen al protagonista tantísimo tiempo en el metraje. Y no lo hace mal, todo lo contrario. Quizá esa cara tan angelical no pegaba demasiado con el personaje real, pero está muy bien conseguida la dramatización. Curt Jungers hace un papel muy contenido, muy bien logrado, aunque algo inexpresivo en algunos momentos. Yul Bryner hubiera bordado el papel.
El resto de la historia hay que verla para entender el título de aquel libro de los años setenta de gran éxito: Cuando China despierte. Pues bien, hoy día ya ha despertado, y con gran hambre.

sábado, 3 de agosto de 2013

WAYNE, John (Codirigido con Ray Kellog). Boinas verdes (1968)



La temática bélica ha dado mucho juego a la industria del cine, algo menos al arte del cine. Pero esta película seguro que no ha dado juego a ninguno de estos dos escenarios. Santa María, madre de Dios, qué cosa más mala de película. Comienza bien, pero en seguida comienzas a ver que Wayne, único atractivo de la película está gordo, torpe, poco afortunado en sus expresiones y con una predeterminación en sí mismo que lastra toda la película. No hay siquiera guión aceptable, pues parece la suma de dos asuntos. La construcción del fuerte, el primero, y la búsqueda y secuestro del número uno del Vietcom, del que, por cierto, nada se sabe después de haber sido secuestrado.
Algún alarde en las escenas bélicas, algún puntito insufrible con el niño al final de la película paseando por la playa bajo el crepuscular sol, y poco más. Ni secundario, ni guiones, un metraje excesivo. Totalmente prescindible.

viernes, 2 de agosto de 2013

ALDRICH, Robert. Comando en el mar de china (1970)

Entretenida película bélica, del más que correcto director Robert Aldrich, a quien se le debe una de las mejores películas bélicas de la historia: Doce del patíbulo.
No es aquella, ni mucho menos, pero se deja ver, está bien rodada, con un metraje comedido y un resultado más que previsible. Notas dramáticas y seguridad en la filmación, buenos actores secundarios y muy bien los principales, especialmente Cliff Robertson, que no le pierde la cara en ningún momento a un joven Michael Caine.

jueves, 1 de agosto de 2013

TARANTINO, Quentin. Django desencadenado (2012)

Excelente película. Whester magnífico desde una óptica menos típica, menos clásica, más real. Muy bien elegidos los personajes, muy bien Di Caprio, Excelente Jaime Fox y genial Waltz... Es una muy buena película, perfectamente recomendable.

BIGELOW, Kathryn: K-19 (2002)

Buena película. Sin más. No sé si en otra me ha pasado, pero no recuerdo haber visto más que mujeres muy al principio, en la vaya que separa a los marinos del submarino, lo cual es toda una paradoja. No sé si incluso es solamente una la que aparece, la novia de un marino, lo cual es una paradoja.
La película es buena, pero nada del otro mundo. Tiene la fuerza de saber que es un hecho real, pero nada más... Por otro lado es flojilla en otros aspectos, demasiada tensión emocional, y un poco de confusión. Si me gusto la ambientación del interior del submarino, probablemente más verosímil que otras películas de este género.