miércoles, 26 de abril de 2017

REED, Carol. Se interpone un hombre (1953)


Siguiendo la saga del Tercer Hombre, obviamente sin ser ni tan brillante, ni tan innovadora, ni tan buena... Tampoco es Larga es la noche, ni por supuestos El tormento y el éxtasis. Ni siquiera es Nuestro hombre en la Habana. Es una obra intermedia de un director excelente.
De James Mason me gusta todo. En esta todavía no tenía forjado su interpretación característica, esa tranquilidad en la mirada, esa pose de gran señor, pausado, fiable, sincero, con esa mirada tan profunda que helaba la sangre... y hacía que apreciaras que había algo detrás de él.
La trama es buena, inteligente y está muy trabajada, con un final previsible en un contexto muy utilizado para películas de postguerra, el Berlín dividido en dos zonas que mantiene relaciones entre ellas de manera problemática...
Las dos mujeres que coprotagonizan el film están en su papel Claire Bloom me es algo conocida, no mucho, pero la otra mujer no me sonaba en absoluto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario