viernes, 7 de abril de 2017

Mc LAGLEN, Andrew V. Matar a un hombre (1956)


Me ha sorprendido. Porque es un director que no me acaba de agradar. Es un abaratado de actores. Ha dirigido a los mejores, y no ha sido capaz de construir una carrera brillante, que además termina mal, haciendo segundas partes del Puente sobre el rio Kwai y de de la Cuadrilla de los Once...
Al parecer su padre era muy amigo de Ford, actor resultón que aparece mucho en su filmografía, y confidente en un Hollywood canalla y que estaba fuera de los intereses de Ford. Consiguió que Ford le incluyese como segundo director, o como ayudante de dirección de El Hombre Tranquilo, y hay comienza su carrera, llena, como digo de altibajos, excelentes actores pero historias poco edificantes, poco trascendentes. Una película suya que sí me gusto fue El Valle de la Violencia, y poco más... Camino de Oregón que tenía una pinta espléndida naufraga un poco, y las demás no salen de la medianía.
Aun así tiene pinta, solo pinta, de haber sido un hombre querido por el sistema, de haber sido uno de los suyos.
He medio en algún sitio que al final de su vida impartió clase de escenografía y teatro en la escuela del pueblo pequeño al que se retiró a vivir...

No hay comentarios:

Publicar un comentario