domingo, 2 de abril de 2017

HILL, Walter. Los protectores (2006).

     
     Pues en un tiempo en el que los Wester no están de moda, que no se ruedan, que no se estrenan, da gusto, verdadero gusto ver este tipo de obras, magnífica.
     Telefilm no estrenado en pantalla grande, y, desde luego, cabria preguntar por qué. Es una gran obra, está bien realizada, tiene trama, paisajes tan bonitos como cualquier otra película del oeste, un fondo moral bien construido, diálogos cuidados, y un poco de todos los tópicos que pueden imaginarse en una película de este género.
     No es sólo, como he leído en alguna crítica, Robert Duvall y unos buenos actores no tan conocidos... Está bien dirigida, no se hace larga, a pesar de durar tres horas, con sus diálogos encadenados, con las escenas bien secuenciadas, que no son más de diez o doce, quizá catorce, lo que nos da, aproximadamente escenas largas de ocho a diez minutos, lo cual es un reto. No hay muchas de esas escenas de relleno que sirven para cambiar el discurso de lo eu acontece, son pequeños planos de los propios caballos corriendo, de los paisajes, y vuelve prácticamente al mismo sitio, con los mismos personajes. Desde luego Duval puede estar en pantalla más de 120 minutos de los 180 que tiene, una barbaridad.
     El director me ha gustado. Vi con Rodrigo hace unos días otra suya que no me agradó demasiado, Gerónimo, pero está es, a mi juicio, muchísimo mejor película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario