viernes, 10 de febrero de 2017

PAKULA, Alan. J. La decisión de Sophie (1982)



   Una película magnífica. Con una interpretó soberbia, de las que hacen época. Meryl Streep está impresionante. Y me ha gustado mucho Kevin Kline, quizá su mejor película, o la mejor que yo le recuerdo. Es un actor raro, encasillado en comedias de situación, y que no ha dado todo lo de sí que se le esperaba.
   Pero en esta cinta la verdad que lo hace muy bien. Aunque siempre realiza papel alegres, no dramáticos.
   La verdad es que es una cinta dura, de las que impresionan, por lo menos a mi, y de las que dejan huella. La sensibilidad se mezcla con la dureza y consigue una mezcla singular. Desde luego la vida que tuvo Sophie no es extraña para la época en la vivió, llena de contradicciones, sufrimientos, dureza, martirio... Su decisión final está marcada por las de antes y en eso no hay nada nuevo para el género humano. Somos responsables de lo que elegimos, pero a veces el tipo de elección que tenemos que hacer es tan dura, tan difícil, tan dolorosa, que irremisiblemente marca nuestra vida, el resto de nuestra vida. Y además, cuando eliges ya sabes que luego, más tarde, cuando toque, tienes que volver a elegir. Es decir, las alternativas que luego tienes, vienen mediatizadas por lo que elegiste antes... Es la vida, pero en este caso exponencial hasta lo impensable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario