lunes, 20 de febrero de 2017

LUMET, Sidney. Veredicto final (1982)


Excelente cinta de problemas judiciales. De remisión de uno mismo, de última oportunidad... de último tren en la vida, de alcohol, de fracaso, de derrumbe personal.
La recordaba, hace años que la vi, muy buena, y aunque tiene algún defecto, obviamente, es una gran película. Con un Newman soberbio, magnífico, como en sus mejores películas.
James Mason es un actor absolutamente magnífico. Esta es una de sus últimas películas, en un papel de malo que le va bien.
Jack Warden también está en su papel, estupendo. Y Charlotte Rampling muy en su línea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario