jueves, 19 de enero de 2017

FULLER, Samuel. 40 pistolas (1957)

   Me ha gustado. En realidad me gustan casi todas las películas del Oeste, casi todas de Fuller y todas de Stamwyck, que es una actriz magnífica, con una presencia definitiva en la pantalla, aunque este no es su tipo de papel. Le va más ser femme fatale... papeles oscuros, con personalidades retorcidas, crueles, que utilizan sus encantos para hacer sufrir a los hombres que están a su alrededor.
   En esta cinta Fuller pretende hacer algo difícil, transportar este esquema, este modelo de mujer fatal tan típica de ella a un escenario de Westher, en algo parecido a "Sólo ante el peligro" de Zinneman.
   Fuller es un hombre singular, contrario a la violencia física, pues no en vano fue militar de carrera e hizo una de las mejores películas antibelicista de todos los tiempo: "Uno Rojo: división de choque".
   La película me ha gustado pero a veces he pensado que el metraje ha sido cortado, no sé por qué razón. 76 minutos se hacen pocos para una película A de un director top. No se explican determinadas cosas en la cinta, se dan como sabidas, sobre todo la razón por la que se acude al pueblo, y que son, en realidad, dos hermanos y un hijo, o tres hermanos, que todavía no lo sé.
   Además, no se sabe si Barbara es viuda o soltera, lo cual es importante para el desarrollo de la historia. En definitiva, es buena cinta pero podía haber sido mejor cinta, más contundente, más definitiva, una mejor obra.
Barry Sullivan es para mi un desconocido, no tanto Dean Jagger. Le ha faltado a la película un gran protagonista principal. Con eso y un metraje algo mayor la película podría haber sido una excelente obra. Tal y como está es simplemente una más, buena, pero una más del género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario