martes, 31 de enero de 2017

RODRIGO, Alberto. La isla mínima (2014)

   Pues a pesar de mis múltiples reticencias sobre el cine español tengo que reconocer que es una cinta extraordinaria. Muy buena. Gran guión, muy bien estructurada, diálogos eficientes, incluso música muy trabajada. Los actores dan el nivel estupendamente, soberbios... Sólo le falta, por poner alguna pega, un poco más de metraje. La diferencia entre esta y una obra más grande es que no es lo mismo hacer una cinta de 90 minutos que otra de 120. Dos horas son ya cuestiones mayores, sólo para grandes directores.
   Aquí se viene un poco abajo la cinta. Le falta algo de explicación de la relación entre los dos policías, y que la tensión entre ellos fuera más evidente, más dura, con más aristas.
   Me ha gustado mucho, se nota que está muy trabajada. Un director sólido, con un trabajo muy eficiente, un resultado muy conseguido.
   Con respecto a la categoría de película española convendría afirmar que quizá no es una película así calificada, sino como película hecha en España, que parece lo mismo pero no lo es.

domingo, 29 de enero de 2017

LANG, Fritz. Espíritu de conquista (1941)



No es de las mejores películas de Lang. Ni mucho menos. Ni siquiera es un buen Wester.
Pero se deja ver. Un gran Scott, con un Robert Young en una línea muy buena.
Las del Oeste de Lang no son buenas, en general. Son normales. Probablemente tenía que hacerlas, cosas del estudio, aunque no parece que fuera su mejor versión. No son, probablemente, las películas que más le gustaban a él. Y desde luego no será recordado por estas películas, sino por otras.

viernes, 27 de enero de 2017

LAVEN, Arnold. Gloriosos camaradas (1965)

Me ha gustado. No es un Wester espectacular, magnifico, no es de los mejores que he visto, obviamente, pero es una buena película. Se deja ver, está bien. Buena trama, buen desarrollo... actores decentes.
Está bien...

miércoles, 25 de enero de 2017

SODERBERGH, Steven. Solaris (2002)

Las películas de ciencia ficción son, al menos para mi, raras, difíciles, con tramas poco convencionales. Pero si están bien hechas, como es el caso, si están bien montadas, son eficaces, sirven a lo que se pretende y motivan a la reflexión.
En Solaris, una estación artificial que orbita muy lejos de la tierra se están produciendo cosas extrañas. Esencialmente que se construyen, por la mente de los allí residentes, personajes vivos que son iguales a los fallecidos. Imágenes reales, personajes reales, con carnalidad, idénticos a los muertos. Eso es un problema, porque si alguno vuelve a la tierra se pueden plantear problemas éticos importantes: ¿qué hacer con ellos?.
Clooney lo hace bien, aunque no es un papel para él. No tiene ese presencia de actor clásico, profundo, pétreo.
La película entretiene, es bonita, se deja ver y para ser de ciencia ficción no es mala. Digo eso, porque realmente, películas espléndidas de ciencia ficción no hay muchas, o por lo menos no hay muchas obras de arte, no hay espléndidas películas de fc.
Es un género tendencialmente propenso al gore, al desparrame, a los moustros, mentales o físicos, etc. No es en sí un género cinematográfico, no hay paisajes, como el Wester, ni tan espectacular como las de guerra, ni tan emotivas como los musicales, o los melodramas. Es difícil hacer una excelente película de ciencia ficción.
Soderberg es eficiente, buen director, sabe el oficio, puedes fiarte de sus película, es un director seguro. A mi la que más me ha gustado es Kafka, y la de Erin Brocovich, también algo el Che. Las demás no tanto, son entretenidos, son alimenticias, son unas películas más, como esta.

martes, 24 de enero de 2017

MAYO, Archie. La legión negra (1937)

Pues el tema de siempre, bajo una fórmula distinta. La lucha por el trabajo, el proteccionismo económico, la pureza de raza, los míos frente a los tuyos, nosotros frente a ellos, los de aquí frente a los de allí.
Seguro que a Donald Trump esta película le motivo sentimientos concretos, probablemente distintos a los míos. Es una película interesante para ver, sobre todo desde un punto de vista laboral. En una lista de las películas laborales no debería faltar.
Se ha quedado un poco anticuada, los decorados, los diálogos, incluso los ademanes y el movimiento de las personas es un poco esteriotipado. Además la trama aunque es intensa es un poco básica, y se nota.
No es un problema de dirección, ni de guión, ni de trama, ni de actores, es, simplemente, un problema relacionado con el paso del tiempo, la ligereza de las cámaras y los trávelíng, la capacidad de filmar escenarios y recursos técnicos varios...
Con todo se deja ver, y, al menos a mi, me ha motivado.

domingo, 22 de enero de 2017

FORD, John. El sargento negro (1960)


Ford en estado puro. Me encanta, me parece de lo mejor del cine de todos los tiempos. El cine es lo que dice Ford. Punto. Es canónico, es como tiene que ser, es como debe ser. Es como es.
Estupendo, magnífico, maravilloso...
Esta es, sin duda, una cinta menor de Ford, pero !!vaya¡¡ si esta es la menor, cómo serán las mayores puede imaginarse un lector neófito en estas cosas del cine!!!
Me parece que desarrolla la cinta de una manera hábil, con suma facilidad, y siempre con un sentido definido, cierto, con una guía directriz que guía el desarrollo de la trama.
Pensaba que era distinta, pero me ha sorprendido gratamente. Y luego decían que Ford era un facha, un extremista, un racista, y demás tonterías que dice la gente beauty!!!


sábado, 21 de enero de 2017

MANKIEWICZ, Joseph L. El día de los tramposos (1970)


Esperaba una lección de cine y me he llevado una sorpresa. Nada comparable a las otras películas de Mankiewcz, auténtico maestro del cine. No es que no me haya gustado, que sí me ha gustado, es que esperaba muchísimo más. Es difícil hacer una especie de comedia dentro de un Westher, aderezado en un embalaje carcelario.
Comparadas con otras películas suyas esta es la peor. Sin ninguna duda. Y no es que no tenga guión, metraje adecuado, actores magnifico... es que le falta algo para ser como las otras cintas suyas.
Después de esta sólo hizo La huella, película difícil de ver que sólo se sostiene por el duelo interpretativo, magnífico sí, entre Olivier y Caine.
Pero es que lo había rodado antes era brutal, salvaje, magnífico: básicamente lo siguiente:
- Solo en la noche (1946)
- El fantasma y la señora Muir (1947)
- Odio entre hermanos (1949)
- Eva al desnudo (1950)
- Operación Cicerón (1952)
- Julio Cesar (1953)
- La condesa descalza (1954)
- De repente el último verano (1959)
- Cleopatra (1963)
Rodó alguna más que se me escapa, pero esto es lo esencial suyo... palabras mayores, en las que no es que sobre, pero es que agrande, esta cinta. La huella, su última aportación es mucho mejor película.
Pero curiosamente, en las valoraciones de los aficionados no sale mal parada en comparación con otras obras suyas. Una nota mejor que Eva al desnudo claro, pero tan buena como el Fantasma y la señora, o Operación Cicerón...

viernes, 20 de enero de 2017

RAY, Nicholas. Nacida para el mal (1950)

Ver a Joan Fontaine, con esa cara de mujer con clase, guapa y poco trabajada por la vida haciendo de mala es un poco contradictorio. Pero cuando va avanzando la cinta descubres que es su hábitat natural. Es pérfida, es una arpía, es una precursora de las femme fatale ahora mucho más espectaculares en su belleza salvaje pero mucho menos inteligentes en el desarrollo de sus propósitos.
La trama es, simplemente perfecta, su guión más que aceptable, excepto al principio, que es un poco confuso, porque no se explica del todo bien cuál es la razón de la llegada de Christabel a la casa de su prima Donna. Ni tampoco se expone bien la relación con su tío, para el que trabaja Donna. El millonario ya estaba allí cuando ella llegó, pero no se expone como ha llegado, y cual es la profundidad de su relación con Donna.
El millonario es un, para mi desconocido (ligeramente me suena de alguna película de capa y espada) Zachary Scott, y no lo hace mal.
Pero el que está salvaje, el que doma el papel y es capaz de darle entidad en sí mismo es Robert Ryan. Es un actor inmenso, capaz de interpretar cualquier tipo de hombre, con intensidad en su interpretación, con matices, no se hace plano, incluso en cintas como esta en donde tiene que hacer algo para él no acostumbrado, de galán despechado.
Me ha gustado.
En realidad de Ray me gustan más las antiguas que aquellas que le encumbraron (y seguramente le hicieron ganar dinero). Me gusta más, por ejemplo, Llamad a cualquier puerta (1949); En un lugar solitario (1950), ésta o Infierno en las nubes (1951), que: Más poderoso que la vida (1956), Amarga victoria (1957), Los dientes del diablo (1960) o 55 días en Pekín (1963).
Aparte quedan sus dos películas más conocidas: Johnny Guitar (1954), y Rebelde sin causa (1955).

jueves, 19 de enero de 2017

FULLER, Samuel. 40 pistolas (1957)

   Me ha gustado. En realidad me gustan casi todas las películas del Oeste, casi todas de Fuller y todas de Stamwyck, que es una actriz magnífica, con una presencia definitiva en la pantalla, aunque este no es su tipo de papel. Le va más ser femme fatale... papeles oscuros, con personalidades retorcidas, crueles, que utilizan sus encantos para hacer sufrir a los hombres que están a su alrededor.
   En esta cinta Fuller pretende hacer algo difícil, transportar este esquema, este modelo de mujer fatal tan típica de ella a un escenario de Westher, en algo parecido a "Sólo ante el peligro" de Zinneman.
   Fuller es un hombre singular, contrario a la violencia física, pues no en vano fue militar de carrera e hizo una de las mejores películas antibelicista de todos los tiempo: "Uno Rojo: división de choque".
   La película me ha gustado pero a veces he pensado que el metraje ha sido cortado, no sé por qué razón. 76 minutos se hacen pocos para una película A de un director top. No se explican determinadas cosas en la cinta, se dan como sabidas, sobre todo la razón por la que se acude al pueblo, y que son, en realidad, dos hermanos y un hijo, o tres hermanos, que todavía no lo sé.
   Además, no se sabe si Barbara es viuda o soltera, lo cual es importante para el desarrollo de la historia. En definitiva, es buena cinta pero podía haber sido mejor cinta, más contundente, más definitiva, una mejor obra.
Barry Sullivan es para mi un desconocido, no tanto Dean Jagger. Le ha faltado a la película un gran protagonista principal. Con eso y un metraje algo mayor la película podría haber sido una excelente obra. Tal y como está es simplemente una más, buena, pero una más del género.

miércoles, 18 de enero de 2017

HARRIS, James. B. Estado de alarma (1965)

Entrada número 1000. Una bonita cifra. He visto muchas más, y tengo fichadas muchas más. Aproximadamente unas 3500. Quizá alguna más, pero no llego a 4000.
En unos años hay que llegar a las 10.000 cintas.
Esta es magnífica, una película de guerra estupenda, con perfiles muy claros, especialmente el del copian del barco, del destructor americano, interpretado por un Richard Widmark estupendo...
El punto de vista del director es acertado, el tono también, el metraje oportuno. Quizá la música no acompaña, y los efectos especiales del hielo son raros...
Es un director que sólo tiene cinco cintas, una por década. Sinceramente, se me hace raro que con este debut tan interesante no haya hecho muchas más.
Es un debut espléndido...

martes, 17 de enero de 2017

NELSON, Ralph. La conspiración (1975)



Muy flojita. Buen cartel, en principio, pero la película naufraga a mitad por una exceso de pretensiones, ... No se entiende qué quiere decir el director, a dónde va...
Diamantes, torturas, Congreso Negro, liberación sexual años setenta.
Primera película  de este Director. Para mi absolutamente desconocido. Las demás suyas, unas veinte más, todas muy desconocidas de nombre. Un directáso.r m

domingo, 15 de enero de 2017

MANN, Anthony. Winchester 73 (1950)

La he visto ya una infinidad de veces. Rodrigo también. Como dice al final de la misma: "Jo, papi, qué cosas más malas me obligas a ver..."
Es el Westher por excelencia, magnífica, cumple todos los tópicos del género, pero se deja ver con actualidad, no ha envejecido mal. Stewart es el hombre del oeste, sereno pero firme, brutal si se lo propone pero honesto. Quizá un hombre un poco unidireccional, con una sola idea. Shelley Winters nunca me ha gustado, me parece una actriz básica. Dan Duryea en su papel...
Es un clásico del Oeste, una película que marcó un canon.
Mann, Ford y Hathaway son los tres grandes del género. Hay muchos más, por supuesto, pero las 20 ó 25 que hicieron entre los tres son las más celebradas.
Probablemente Ford sea el mejor cineasta de los tres, el más virtuoso, su manera de componer las películas es mágica, hay algo único. Ves una película y sabes rápidamente que es suya. Mann es un gran director, encajonado por este género, peor que dio mucho de sí con otras películas, El Cid, por ejemplo, o La caída del imperio romano, que son dos obras de arte. Tenía algo de artesano en su quehacer.
Hathaway es el oficioso, el artesano... le das un guión malo, dos actorcillos de tres al cuarto, cuatro perras y te monta una obra de arte. Es un hombre de la industria, del sistema... Nunca llego a ser una star system, pero era imprescindible.

sábado, 14 de enero de 2017

PAKULA, Alan. J. -Klute (1971)

Típica película de los años 70. Prostitutas, homicidios, liberalidad sexual... De Palma hizo algo parecido aunque la asesina era ella, y Fuqua también revisó este tema.
No me parece gan cosa. La cinta no se veía especialmente bien, estaba muy descolorida y el sonido no estaba acompasado. De mala calidad.
Es cierto que Fonda parece sujetar bien el papel, pero no me acaba de agradar, hay algo que no cuadra. No está castigada por la vida, por el oficio, no siente miedo, o si lo siente no lo expresa en la cara... Sutherland tampoco está en este papel como el actor impresionante que luego se ha mostrado. Es gélido, pero de una distancia tal que no llega a emocionar en absoluto.
En general no veo que la filmografía de Paula sea notable. Es cierto que Todos los hombres del Presidente es una excelente película, pero a partir de hay, la verdad, no hay mucho en donde agarrar. El informe película no es buena, el no se qué del diablo... tampoco.
Tengo en cartera: "Llega un jinete libre y salvaje" que vuelva a interpretar Fondo, auténtica musa de este director.
En realidad Fonda es una gran actriz, o por mejor decir, una actriz que se hizo buena a base de trabajar y trabajar... Sus películas de los ochenta son, para mi, mejores que estas. Es la clásica actriz que conoce su oficio y es capaz de desarrollarlo con determinación y firmeza, para construir una gran carrera.

viernes, 13 de enero de 2017

GILLIAT, Sidney. Verde es el peligro (1946)

Película rara. Comienza un apoco confusamente, para teerminar de manera mucho más brillante.
La presentación es tan rápida que pierdes muchos matices del escenario y los personajes. Luego, a medida que avanza y vas centrando la trama empiezas a descubrir los matices de la trama que el director quiere que veas, y empieza a crecer la cinta.
Director para mi desconocido, con actores tampoco muy conocidos, más allá de Tremor Howard que sí ha participado en muchas películas. Muy guapa Sally Gray, que tampoco la trataba mucho, buenos ademanes, siente y se mueve muy acordemente con lo pretendido: cumple sobradamente. 
Me ha sorprendido el tercer personaje principal: Alastair Sim, muy sereno, muy propio, muy británico, muy buen actor. He visto las películas que hizo, y la verdad, excepto pánico en la escena, del maestro, las demás se reducen a colaboraciones con Gilliat y poco más, unas treinta.
Pero en este cinta la verdad es que lo hace muy bien, y engrandece la cinta.
El trabajo del guión es espléndido, y el trabajo con la cámara también, muy rápida en algunos momentos, en otros muy centrada en la cara y los gestos cuando los momentos dramáticos los requieren.
El único que me sobra en la película es el personaje del policía, del inspector. A lo mejor, y entonces tiene una cierta explicación, es un personaje típico del director, que rueda cintas policíacas como si fuera una serie, siempre con el personaje del inspector. Sólo así se justifica su amaneramiento, su forma de ver las cosas, su falta de empaque, su desagradable manera de tratar a los acusados...

jueves, 12 de enero de 2017

SEILER, Lewis. El Rey del hampa (1939)



Simple, pero efectiva. La primera película de Bogart como actor principal. 
Es una película antigua, que ha envejecido mal, no como otras de la época, 1939, que siguen plenamente vigente. Más allá de Ciudadano Kane, tenemos El bosque petrificado, por ejemplo, que no será más allá e 1942 ó 1943. Es una película de metraje muy contenido, 67 minutos, pero más que suficiente para lo visto...
El guión es de lo más simple y poco creíble que se puede ver. Pensar que unos gánsteres profesionales se van a dejar echar una gotas en los ojos para recuperarse de una infección que sólo tiene uno de ellos, por una doctora que no conoces, es que no tiene un pase... pero en fin.

miércoles, 11 de enero de 2017

WALSH, Raoul. Camino de la horca (1951)

Gran película, del muy versatil Walsh, director al que hay que reconocerle la capacidad de hacer prácticamente cualquier cosa.
Kirk es un monstruo de la interpretación, con unas actuaciones, como estas, perfectamente acopladas a la que se pretende. Virginia mayo muy jovencita, prácticamente irreconocible.
La trama muy sencilla, el guión simplote y los diálogos básicos. Es una película antigua, aunque es de 1951.
Me ha gustado.

martes, 10 de enero de 2017

SHAVELSON, Melville. La sombra de un gigante (1966)



Me ha gustado. Tiene un toque propagandístico, pero me ha gustado, y mucho. Está bien hecha, te informa de un acontecimiento histórico magnífico, fundamental para la historia y te sitúa en otro código de valores militares diferentes a los clásicos. Kirk Douglas puede con esta cinta él sólo prácticamente. Muy guapa la chica judía, Santa Berger, y los secundarios está bien, Wayne, Sinatra (con no más de un minutos de metraje) y la guapísima Dikinson. También Yul Brynner está bien.

lunes, 9 de enero de 2017

PEVNEY, Joseph. El rastro del asesino (1957)


Buena presentación, bien desarrollada la trama, muy bien estructurado los diálogos, interpretaciones decentes, pero se pierde después de su presentación en recovecos poco edificantes, haciéndola peor de lo que parecía. Esta bien, es buena, pero podría ser mejor. La historia de amor es extraña, sobre todo por su protagonismo en el desarrollo de la trama.
Tampoco está bien resuelta la intervención de la Femme Fatale, la rubia platino que da la clave de la participación del coprotagonista en el asesinato.
Toñy Curtis está estupendo, Gilbert Roland demuestra que aunque siempre se mueve en un registro muy concreto de papeles es capaz de hacer algo distinto que de pirata,
Marisa Pavan es la clásica mujer que seguramente ha hecho muchas más películas de las que parece pero que pasa desapercibida, siempre en papeles de compromiso, no principales. En todo caso da perfectamente el tono y la intensidad requerida para esta cinta

domingo, 8 de enero de 2017

MANN, Anthony. Desierto salvaje (1955)


No es de las mejores de Mann. Antes al contrario, es casi de las peores. No me ha gustado demasiado, le falta lo que en otras sobra, paisajes abiertos, hombres bondadosos pero recios, no duros como Mature, al que le queda mucho mejor los trajes de romano que los vaqueros.


sábado, 7 de enero de 2017

HATHAWAY, Henry. Johnny Apollo (1940)

Me gusta mucho Hathaway, es un director de lo más solvente, directo, sin florituras, no es un preciosista, pero trabaja los guiones y la trama como nadie.
Sus tramas son sencillas, con interpretaciones un tanto remarcadas, pero siempre apreciables, con un fondo moral realmente muy apreciable, pero no trabajado expresamente. No creo que su pretensión sea impartir moralidad, sino que esta sale de las tramas que elige, que tienen ese fondo moral.
Desde luego cree que el hombre es bueno, y que sólo por determinadas circunstancias se pasa al lado oscuro.
Aun así siempre es capaz de encontrar la propia determinación para superarse. Y eso es de lo que va esta cinta.