martes, 27 de diciembre de 2016

STEVENS, George. Raíces profundas (1953)



Excelente Westher, magnífico, de los mejores de la historia. Un relato veraz, intenso y dramático de la clásica lucha entre campesinos y vaqueros, con el personaje venido de no se sabe dónde y es capaz de solucionar un problema de la manera que él no quería, volviendo a su pasado, a quién fue, de quien escapa pero también de quien le persigue en la vida. 
Al final, cuando se marcha para no volver, en la conversación con el niño de la familia le dice algo muy veraz: no se puede huir de tu pasado, ni dejar de ser quien eres, para bien o para mal soy quien soy...
Excelente Van Heflin, y muy bien Alan Ladd... pero esta película era para Randolf Scott, sin lugar a dudas. Ladd no le acaba de dar la profundidad dramática que su pasado parece indicar, no es capaz de que el espectador vea que tiene un pasado turbio, sórdido... tiene una cara muy dulce. Scott es más duro, tiene una cara marmórea, pero con un cierto fondo de nobleza...
Supongo que esto se le puede decir de muchísimas película, actores y papeles...

lunes, 26 de diciembre de 2016

TUTTLE, Frank. Suspense (1946).

Me ha gustado mucho, sobre todo el tratamiento de las sombras, las luces y el encuadre de los personajes en relación con la luz. Cuando la situación se tensa por el guión la luz es pálida, poco intensa en general pero muy clara, muy centrada en el personaje principal. Cuando es una escena romántica la luz es general, abarca a todos, a toda la escena.
Me llama mucho la atención las escenas de patinaje, no he llegado a saber si se emplea o no una doble.

domingo, 25 de diciembre de 2016

KAWALEROWICZ, Jerzy. Faraón (1966)

Gran película. Muy buena. Excelente. Gran interpretación de las intrigas del poder, de la religión en un estado teocrático, de la guerra como extensión de la litigiosidad política. 
Y todo ello en una película polaca... fuera de las líneas clásicas de Hollywood. Es, probablemente, la más fiel de las películas que yo he visto sobre este tema, muy lograda en cuanto a la ambientación, lo que llama producción artística, quizá la música está algo fuera de lo deseable, no parece acompañar mucho el desarrollo de toda la trama, pero bueno. Actores desconocidos, pero muy definidos en sus papeles, aspecto a lo que ayudan mucho tanto el vestuario como los peinados, muy singulares ambos.
Puede leerse la película como una crítica al papel de la religión en la vida política o civil, pero también al revés, la importancia de la religión, que mantiene la esencia de lo que el estado es cuando gobernantes poco prudentes pretenden convertirse en augures de la eternidad.
La simpleza de la trama ayuda mucho a la comprensión de la historia, tantas veces vivida. La acumulación de riqueza del poder religioso choca con la necesidad de actuar del poder civil, y en estos choques inevitablemente se producen roces difícilmente conciliables sin cambios bruscos.

SEATON, George. Silencio de muerte (1963)

Film claramente anti belicista, bien rodado y con fondo y contenido. No es lo más propio para ver en navidad, pero bueno.

viernes, 23 de diciembre de 2016

SCHLESINGER, John. Cowboy de medianoche (1969)



No es el cine que más me gusta, pero parece razonable verla alguna vez. Recordaba vagamente la sordidez de la relación, la podredumbre de su vida, la tristeza de todo la cinta...
Pero es peor de lo que recordaba. El sueño americano no siempre se consigue...

martes, 20 de diciembre de 2016

PASOLINI, Pier Paolo. Las mil y una noches (1974)



Sinceramente, no es el cine que más me gusta. Me echa para atrás, no le cojo el agrado, me parece que el preciosismo que plantea está fuera de los cánones que más me gustan... Pero entiende que haya público para este tipo de cintas. No entiendo el erotismo que plantea, la obsesión por mostrar pollas y coños, no veo la trama, ni entiendo el guión, los diálogos no me parecen que vayan a parte alguna, los actores no son precisamente virtuosos del arte escénico.
Ni siquiera tiene una fotografía preciosa, aun rodándose en lugares tremendamente bellos.
Es un regodeo en el preciosismo que no va a ninguna parte, no me deja nada después, no me transmite durante el visionado, y desde luego olvidaré por completo la cinta con el paso del tiempo, aunque, curiosamente, en cuando vea una escena en la tele en cualquier momento la identificaré como una película de Pasolini.
No es Ordet, que tiene un peso singular, una forma de abordar la exposición de la trama muy característica, es otra cosa...
A la gente que le guste mucho en cine y no particularmente el norteamericano, que obviamente no es mi caso, este tipo de cine le encantará. No lo dudo. Pero yo soy de Lang, Preminger, Sirk, Siodmak, Bilder, Alfred, incluso Lean o Dasin... es decir, todos "americanos"... Directores formados en la técnica europea pero que desarrollaron lo mejor de sus carreras en estados unidos.

lunes, 19 de diciembre de 2016

ALLEN, Lewis. Alma negra (1948)

Inquietante cinta. Con unos personajes muy definidos, muy claros en su contenido moral, en sus expectativas, en sus comportamientos. Nada dudosos.
Ann Todd es una actriz peculiar, muy oscura, negra, como el título de la película... La llamaban la pequeña Garbo, pero no tiene la profundidad emocional de ella. Es mucho más liviana, tiene menos recorrido y está mucho más encajonada en su espectro interpretativo. Siempre relacionado con mujeres singularmente dañinas, guapas con peligro, sin ser la típica mujer fatal. Retorcidas, con planes ocultos, taimadas, suaves pero peligrosas, llenas de rencor, sin contenido moral. Unidireccionales en su propósito.
Ray Millan es un caballo trotón, no te va a ganar carreras, porque no tiene esa velocidad, pero sí puede correr muchos kilómetros a gran velocidad. Es un actor de fondo, de recorrido, que puede hacer prácticamente cualquier papel, y en este esas virtudes hacen que haga bien su trabajo, pero se queda un poco descompensado frente a Todd, que está hecha para este tipo de tramas.
Es una buena película, de un director solvente, que seguramente creó escuela, una cinta de culto, que el paso del tiempo no ha hecho olvidar, antes al contrario. Seguramente sea una cinta de culto, recuperada por el paso del tiempo.

sábado, 17 de diciembre de 2016

GREENGRASS, Paul. Capitán Phillips (2013)


No me ha gustado nada, pero nada de nada... Me ha parecido que toda ella es una sobreactuación, un guión que, aunque probablemente se corresponda con la realidad, en el cine no queda del todo bien, es demasiado rápida, demasiado espídica, no deja hueco a ningún tipo de reflexión, ni siquiera te puedes fijar en los detalles. Me ha parecido superficial y poco trabajada.
En definitiva, nada recomendable.

viernes, 16 de diciembre de 2016

KING, Henry. La colina del adiós (1955)


Melodrama romántico al servicio de dos grandes actores, Willian Holden y Jennifer Jones, que están muy razonablemente comprometidos con sus personajes, con una trama interesante y grandes dosis de angustia vital.
Tiene todos los ases para convertirse en un clásico, y probablemente lo es, pero no me ha gustado demasiado, no me ha llegado. Ademas, a mitad de la película me informaron de una noticia que no se me olvidará en la vida.
La musica, a fuerza de ser repetitiva se convierte en una molestia... es una melodía repetitiva, obsesiva, machacona.
Un película más, sin más.

jueves, 15 de diciembre de 2016

DREYER, Carl Theodor. Ordet, la palabra (1955)

La película una vez vista no se olvida. Eso seguro. Es muy distinta a cualquier otra, en la forma, en la temática, en el fondo, en los recursos, en la luz, en la sensación de pausa y parsimonia, en la decoración, austera no, lo siguiente.
Cine de autor en estado puro, dogma. Minimalismo técnico, expresionismo en blanco y negro y contención en la interpretación.
Religión y dogmatismo en estado puro.
Le he puesto un 9, no tanto porque me haya parecido una maravilla, que probablemente lo es, sino porque no la voy a olvidar en la vida. Es diferente a cualquier otra cosa. Diferente a todo lo visto hasta ahora.
No es una obra de teatro, no tiene un guión con mucho desarrollo temática. Es una exposición ordenada de una dialéctica dogmática sobre la religión, sus fronteras, sus repercusiones para la vida social y personal, y, sobre todo, es una reflexión sobre la fe, sobre la religiosidad y sobre la trascendencia del ser humano.
Con momentos dramáticos muy efectistas: el dolor es bello, también me enamoré de su cuerpo...
No se olvida.
Me gustaría saber más de su director, que por lo poco que he leído de él debió tener una religiosidad intensa... por decirlo suavemente.

miércoles, 14 de diciembre de 2016

MAMOULIAN, Rouben. Sangre y arena (1941)

Melodrama con todos los tópicos imaginables. Toreros, gitanos, santos, vírgenes, novias de toda la vida, pobreza, sangre... y arena.
Tyrone Power sería capaz de hacer de muerto y sería creíble... Rita Hayworth era una mujer extraordinariamente guapa, algo más limitada en su forma de actuar.

martes, 13 de diciembre de 2016

SPOTTISWOODE, Roger. Bajo el fuego (1983)

Desconocido para mi director. No es mala, pero es muy larga y se repite un poco al final. 
Como siempre elevando la profesión de periodista a los altares de los oficios permisibles por hombres morales, duros pero con un fondo (marxista, obviamente) heroico que les permite juzgar sobre la marcha cualquier tipo de contienda bélica siempre que puedan ponerse en contra de los intereses de su propio país. Un poco lo de siempre...
Nolte está fantástico, y Hackman casi como siempre, planito pero simpático...
La desconocida para mi era Joanna Cassidy, que no la recordaba en película alguna. Es un tipo de mujer que no me agrada, demasiado imperiosa, en un rol de fuerza que ni siquiera me agrada para los hombres. El propio Nolte es más fino en sus actuaciones, en sus gestos, en sus movimientos.
Pero bueno, es algo menor. El fondo es lo que no me acaba de agradar. No un un juicio moral a Somoza, ni a sus actuaciones, ni siquiera es un juicio moral al revolucionario, Rafael. Es más que eso, es una especie de superioridad ética de todo lo que sea revolucionario sin necesidad de mostrarlo. En algún momento de la película dice Nolte que él no toma partido, que es periodista, pero obviamente eso significa que ya ha tomado partido, por el lado correcto (según él), naturalmente... 

lunes, 12 de diciembre de 2016

GRAY, James. La otra cara del crimen (2000)

Interesante, más o menos se deja ver, un poco larga, pero en fin. Me ha gustado mucho Richard Phoenix, me parece que da la talla. 
Es más creo que podría con papeles de mayor entidad, de mayor peso. No sé sí es que no se los han dado, o ha fracasado en alguna otra cinta y eso le ha lastrado... Pero, la verdad, parece que podría con más carga dramática.
El resto está bien.

KUBRICK, Stanley. Espartaco (1960)

Obra maestra del cine.

sábado, 10 de diciembre de 2016

WALSH, Raoul. Mando siniestro (1940)

No me ha gustado demasiado. Me parece poco Westher, es más un drama de época, pero, a la vez, poco desarrollado. Una temática antigua, demasiado infantil, con pocos matices, muy planita...
Wayne está irreconocible.
Walsh es un gran director, pero esta no es su mejor cinta.

viernes, 9 de diciembre de 2016

BECKER, Harold. El campo de cebollas (1979)


Innecesariamente larga, sin por ello ser preciosista. Es un codazo de cinta, que no se sabe muy bien qué quiere contarnos, si la angustia del policía que abandona el cuerpo por sentirse culpable de la muerte de su compañero, o si quiere mostrar la lucha judicial de los acusados para no ir a la cámara de gas.
Dos horas son más que suficientes para ello, y la verdad, para contar lo que nos ha contado con 90 basta.
Bien James Woods en una de sus primera películas, también el policía, John Savage, y los demás pues como se puede uno esperar en una cinta que no pasará a la historia del cine.

jueves, 8 de diciembre de 2016

LEVIN, Henry. Tres jóvenes de Texas (1954)


Muy flojita, incluso mala.... No es de lo mejor que he visto. Nada hacía presagiar una cosa tan mala... Porque siempre he tenido buen criterio sobre este director.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

ROACH, Jay. Trumbo (2015


Pues muy interesante, más allá de los biopic realmente son muy entretenidos cuando el protagonista lo es, en este caso además la película se deja ver, está bien hecha, y con interpretaciones más que notables. Además te deja aprender cosas de cine, aspecto siempre interesante.
Desde luego no sabía que fue el guionista de Éxodo, sí lo sabía de Espartaco. Magnífica participación, tras tener que trabajar de "negro" y ganar de tapadillo dos óscar: por Vacaciones en Roma y por otra de un torero en méxico.
El actor incluso se parece al protagonista, y se encuentra acompañada de una (esta vez) discreta Diana Lane, y de una mala malísima Helen Mirren que encarna a una periodista de cotilleos de Hollywood que le hace la vida imposible a Trumbo.
En todo caso la película no profundiza en algo obvio y que falta en  la cinta aunque se insinúa: la contradicción interior del personaje, Comunista de salón y rico guionista. Si se hubiera transitado por esta vía probablemente hubiera sido mejor película.
Quedan tremendamente mal tanto John Wayne, como Edwar G. Robinson, además del jefazo de la MGM.
En fin, lo preocupante es que fue todo verdad.
Vi otra de Winkler sobre el mismo tema que era mucho mejor, sobre todo en intensidad dramática, en contenido axiológico y mensaje. Pero esta es más visual, más nítida, más fácil de ver. Ambas son buenas, pero aquella era mejor, mejor tratado el material dramático, mejor caracterizado interiormente los personajes. Por más que en esta se parezca más el protagonista.

martes, 6 de diciembre de 2016

HUSTON, John. La Biblia. En su principio (1966)


Tres historias del Antiguo Testamento. La creación y Adán y Eva, Noe y su barca y Abraham y sus hijos, Ismael de una esclava y Isaac de su propia esposa.
Está bien en algunos momentos, el diluvio, la ira de Dios en voz en off, George C. Scott en algunos pasajes... pero en general es una película que se fe sólo una vez, que es demasiado preciosista sin serlo, que cuenta una historia muy conocida, por lo que no hay trama y prácticamente sin diálogos, lo cual le resta mucha creatividad.
Si en vez ser filmada por Huston lo es por perico el de los palotes estamos hablando de su última película...

lunes, 5 de diciembre de 2016

HATHAWAT, Henry. El maravilloso mundo del circo (1964)


Una obra muy menor para Hathaway. Está bien, pero no es lo que se espera de él. Capacitado para mucho más, para muchísimo más. En realidad es que las películas sobre el Circo no me agradan demasiado, no me gustan. Y además no te esperas un drama de Hathaway, te esperas otras cosas, pero no un drama. Y este es un dramón en toda reglas. Con una Claudia Cardinale soberbia, y una Rita Hayworth estropeadísima, nada que ver con lo que fue... Los años, los abusos, las frustraciones...