viernes, 18 de noviembre de 2016

HUGGINS, Roy. Los forasteros (1952)

Mejor película de lo que al principio parecía. Se ve muy bien, quiero decir que se visualiza correctamente, con un color muy intenso, sin movimiento, y también se escucha muy bien. Es una muy buena copia.
Tiene muy buen guión, la trama está bien construida, los actores muy en la línea de lo que se requiere, con un Lee Marvin que parece que está desde el final de los días, y un Randolph Scott que está soberbio. Parece hecho para cintas como esta. Oeste fácil, algunos tiros, buenos y malos totalmente definidos, chica guapa arrebatadamente fuera de lugar, por su trajes, por su peinado y por su situación en la cinta, y algunos malos. Pero malos no muy malos, no perversos, no sádicos. Malos para tener un punto con contrapunto sobre el que edificar el discurso.
Y el mensaje final: que el amor redime, que es capaz de modificar comportamientos, hábitos, formas de ser, pasado... Historia repetida, una y otra vez, en multitud de cintas, especialmente en las del Oeste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario