martes, 18 de octubre de 2016

LEAN, David. Amigos apasionados (1949)

Extraordinaria. Realmente magnífica. Muy bien rodada, muy bien narrada, excelentes diálogos, interpretaciones contenidas, especialmente la de la Ann Todd, que está bien, aunque demasiado lánguida, sin que asuma las consecuencias de sus actos de ninguna manera. Es un juego para ella, en el que se encuentran involucradas muchas más personas, que produce daño, pero para ella es simplemente un juego.
La trama triangular plantea un debate más que antiguo absolutamente tópico. ¿Qué es el amor, pasión o seguridad?. Desde luego los dos extremos están aquí tocados con naturalidad.
La inmadurez con la la mujer se plantea su vida es de una sencillez pasmosa. Pero la verdad es que estos planteamientos con así.
Me recuerda a una película de Rosselini, que ahora no recuerdo el título pero que plantea un drama amoroso también muy intenso, aunque desde otra perspectiva. Allí era el final del amor, el agotamiento natural que se produce con el paso de los años, aquí, más sencillamente un triángulo amoroso.
Claude Rains está muy bien, pero no es papel, no es el mejor actor posible para este papel, aunque es sobrio e intenso.
Trevor Howard es probablemente el mejor de los tres, el que mejor hace su papel, por otra parte el más fácil.
Gran película, de un gran director.

No hay comentarios:

Publicar un comentario