lunes, 29 de febrero de 2016

HALL, Alexander. Yo soy la ley (1938)

Bueno, no me ha gustado mucho. Es antigua, y se nota, pero no es sólo por la temática, es también por la dirección, la forma de presentar los personajes, la trama y los diálogos. Es una especie de melodrama que no consigue incorporar del todo al espectador a la dinámica discursiva.

No hay comentarios:

Publicar un comentario