viernes, 29 de enero de 2016

SHERMAN, Vincent. La sentencia (1947)

Me ha gustado. Es una buena cinta, con una Ann Sheridan que haría perder la cabeza a cualquiera, entre mujer fatal y sumisa futura ama de casa.
Quizá enamorarse tiene algo más que ver con la voluntad que con la pasión, la razón en vez de la pasión. Y muy probablemente con la capacidad de elegir a la persona adecuada de tu mismo ámbito de intereses. La búsqueda de un marido, una mujer, una pareja en definitiva, como tabla de salvación de la vida que tiene cada uno es un error mayúsculo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario