lunes, 18 de enero de 2016

BERGMAN, Ingmar. El huevo de la serpiente (1977)

Gran película, un estudio sobre una época muy determinada, con una forma de vivir singular y de sentir. El título es enigmático, y se explica muy al final, cuando el médico le comenta al protagonista que la serpiente puede verse a través de la fina membrana del huevo, pero que está completamente formada. Una vez que ha eclosionado el mal ya está fuera y es imposible volver al estado anterior. La película pretende esbozar un ensayo sobre el comportamiento humano, los límites de la angustia y cómo el entorno puede condicionar el propio desarrollo personal y social.
Me ha gustado mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario