martes, 15 de diciembre de 2015

GRINDE, Nick. Hitler, vivo o muerto (1942)

Bueno, pues un bodrio propagandístico espantoso, con una dinámica delirante, con una trama simple como una lata de tomate, y con unas interpretaciones planas sin matiz alguno y con poquísimo recorrido.
Director para mi desconocido. Es, según he comprobado, su última película, con una carrera medianamente prolífica, muchos títulos en la época de transición del cine mudo al sonoro.
Las películas de nazis son un subgénero en sí mismo, pero esta es de las peores que he visto nunca. También puede serlo, seguramente, el relativo a los atentados a Hitler, entre los que esta no es de la mejores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario