jueves, 15 de octubre de 2015

MATÉ, Rudolph. Cerco de odio (1948)

Buena película de un director mítico, que cuenta con varias películas muy interesantes, entre ellas esta. Es la época de la revolución sicológica, de la importancia de la mente sobre la voluntad. Y el director lo aprovecha con naturalidad. Le falta metraje y potencia creadora, necesitaría un desarrollo más evolucionado en la explicación del sueño recurrente y obsesivo del protagonista, un jovencísimo Willian Holden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario