martes, 24 de marzo de 2015

CLOONEY, George. Monuments Men (2014)

Entretenida película. Ambientada en la Segunda Guerra Mundial, al final de la misma, con una trama divertida y a la vez real, que es lo que emociona bastante, a mi por lo menos, de dicha cinta: pensar que era cierto, que lo que cuenta es verdad, cierto que aquí puede estar historiada y que seguramente en algunos momentos la fabulación, la exageración, no deje ver realmente cómo fueron los acontecimientos... Pero al igual que crearon la Muerte Industrial, crearon el Saqueo Industrial, el expolio sistemático de obras de arte de los países que iban ocupando militarmente. Fueron capaces de organizar todo un sistema de latrocinio, personal e individual y social basado en leyes aparentemente legítimas: el expolio a los judíos, alemanes y de otros países, era perfectamente legal y razonable.
Ya puestos, la organización del traslado de estas obras a territorio alemán, la ocultación en minas, cuevas, castillos y demás es casi lo de menos.
Razonable interpretación, se echa de menos que al final de la cinta nos comentase con algo más de profusión qué fue de los protagonistas de la cinta, si tuvieron un cierto reconocimiento, si volvieron a sus actividades.
La última escena no la he entendido. Es 1977 y un señor acompaña a un niño a ver la Virgen de Miguel Ángel. Canoso y muy mayor... ¿Quién es?, ¿El borrachín que disparó contra el nazi en la iglesia para protegerla al que dieron por muerto los aliados?. No lo sé... me he quedado un poco sorprendido.
Es una cinta divertida. Que con haberla visto una vez es suficiente.
La carrera de Clooney como director es extraña. No está mal, pero va como de excelente a buena, a normalita. La primera película, Buena suerte y buenas noches, es extraordinaria, la segunda: Los Idus de Marzo, buena sin más, esta la peor de las tres, siendo potable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario