martes, 16 de diciembre de 2014

PREMINGER, Otto. El abanico de Lady Windermere (1949)

Película de factura impecable, perfectamente dirigida, con un ritmo, una sucesión de escenas, unos decorados, trajes y peinados, joyas y demás absolutamente delicados, propios, adecuados y sumamente agradables. Da gusto ver una comedia de enredo con esta suntuosidad, con esta clase, con esta sutileza, delicadeza y dominio de sí mismo.
No deja de ser una especie de Velvet (serie de moda hoy en España) pero con muchísima más clase. No tiene ese encanto de Laura, pero desde luego es maravillosa película. Me encanta Preminger, seguramente mi director favorito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario