domingo, 21 de diciembre de 2014

LNAG, Fritz. La tumba india (1959)

Un gran despliegue de ropas, escenarios, decorados... me gusta. No es obviamente su mejor película, pero es entretenida, y muy glamurosa. Me gustó. Empecé a verla y me di cuenta que quizá hubiese sido mejor empezar con El Tigre de Esnapur, porque esta es la segunda parte de aquella, pero bueno así lo he visto.
Me gustó mucho la mujer alemana, vestida con ropas muy bonitas, muy vistosas, y también es destacable el despliege de ropas y joyas. Es todo un poco cartón piedra, pero es bonito. Es como una evolución del director hacia lo básico, los orígenes del cine, una especie de pregunta propia de ¿para qué está el cine?, ¿cuál es su función?. Entretener, puede ser la respuesta, aprender otra. Pero, desde luego, después de rodar complejidades humana tipo los sobornados o deseos humanos, esto es como primero de primaria, no tiene complejidad intelectual, pero sí emocional.
En todo caso Lang no decepciona, nunca decepciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario