martes, 25 de noviembre de 2014

FRANKENHEIMER, John. Yo vigilo el camino (1970)

   Historia muchas veces contada, aunque no con la misma intensidad. Me parece un tratamiento excelente, el comienzo con las caras de la gente humilde, normal, y el mismo final, como si ante sus ojos se hubiera desarrollado una historia mil veces vista.    
    Peck es un actor de leyenda, maduro, intenso sin ser empachoso, con una dramiticidad espléndida. La chica es guapa, de esa guapura extraña, poco frecuente y a la vez muy normal. El guión y la trama están muy bien construidos. No es su mejor película, ni mucho menos, pero no me ha defraudado, antes al contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario