martes, 10 de junio de 2014

HATHAWAY, Henry. Niágara (1953)

Excelente película, con dos actores en vía dramática más que interesantes. Un Cotten absolutamente magnífico y una Monroe con una curvas de infarto y, además, con una capacidad de impactar emocionalmente más que interesante.
Buena película, con una escena en un campanario que recuerda a vértigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario