martes, 31 de diciembre de 2013

SCOTT, Tony. Juego de espías (2001)

Normal. Ni buena, ni mala. Ni es una obra maestra, ni es mala de solemnidad. Un poco lo que es el director, prescindible cuando hablamos de obras de arte en el cine, pero entretenido en alguna de ellas, en las mejores de él, como esta, que son normales en el cine.
Clásica trama entre las ropas del poder, que puede perjudicar la vida de alguien, en concreto de un espía encarcelado en una cárcel china al que los servicios de inteligencia USA no quieren ayudar, pues se está cerrando un acuerdo comercial entre ambos países. El dinero de un espía que está a punto de jubilarse -maestro del susodicho- sirve para abrir las conciencias de los mercenarios.

lunes, 30 de diciembre de 2013

TOURNEUR, Jacques. Noche en el alma (1944)

A mi me ha gustado. Las críticas no son buenas, pero me parece una gran película. Manida y tanto y ajada otro, pero muy bien narrada, con actores algo estáticos, sin mucho recorrido pero muy interesante. Me recordaba dos obras maestras, con las que no puede compararse: Luz de gas, de Cukor, y La escalera de caracol, de Siodmak. Pues una mezcla de ambas, de menor calidad, pero que entretiene y hace pensar.

jueves, 26 de diciembre de 2013

NEGULESCO, Jean. La máscara de Dimitrios (1944)

Soberbia película de cine negro, pero negro negro. Con un Peter Lorre ejemplar como tipo tímido pero ambicioso, el clásico sujeto poco dado a lo público, pero retorcidillo en lo privado. No te gustaría tenerlo de amigo, pero, desde luego, odiarías tenerlo de enemigo.
La trama es sencilla: la reconstrucción de la vida de Dimitrios, delincuente venido a más desde su recóndito pueblo turco en el que era empaquetador de ajos a participar en el tráfico internacional de documentación sobre la logística balística de los turcos en el bósforo... O era de los Griegos, o de los Servios... si es que es lo de menos...
Peter Lorre va de ciudad europea en ciudad europea tras los pasos delictivos de Dimitrio, que apareció muerto con una puñalada en el costado en una playa turca... Claro, no era él, pero Lorre no lo sabe, y cree que está haciendo la biografía de un muerto, de la vida novelada de un delincuente... cuando estaba siguiéndole sus pasos, y estaba vivo...

miércoles, 25 de diciembre de 2013

FRITZ LANG. Los sobornados (1953)


   Absoluta obra maestra, de uno de los mejores directores de todos los tiempos. Es simplemente, junto con Deseos Humanos, probablemente aquella mejor que esta, las obras cumbre de un director en un género. Y digo bien, de este director en este género.    
   De cine negro hay más, muchas más. De este director y este género estas dos son las mejores.
   El bueno pero honrado inspector de policía que encarga Glen Ford, que sí me parece un actor razonable, se enfrenta a un caso muy difícil: averiguar si verdaderamente el policía que se ha suicidado tenía algún tipo de 'ayuda' para obrar así. Y claro, la hay. Estaba pringado por el rey del hampa de la ciudad, que lo controla todo y lo compra todo. 
   A través de una serie de peripecia descubre que el punto débil de la organización es la chica del lugarteniente del Rey del Hampa (Lee Marvin, guapísimo, por cierto), una rubia explosiva pero algo ingenua, Gloria Grahame, a la que le gustan mucho los vetados caros, los abrigos de visón y el dinero, pero que odia el café, especialmente cuando está hirviendo.
   La mujer del policía fallecido está intentando chantajear a la organización, pues su marido dejó una carta en la que explicaba cómo se hacían las 'pringadas' y quién del departamento de policía estaba 'impregnado'.
   El desenlace es fácil de analizar: muere la mujer del policía a manos de la novia del lugarteniente, que se ha queda sin cara por el café hirviendo. Antes, lógicamente, se ha vengado de su novio, con la misma medicina.
   Es una extraordinaria trama, con una puesta en escena impresionando, unos diálogos cuidadísimos, un metraje, si me apuras, un poco escaso: diez minutos más no hubieran sobrado, y un punto de candor en el desenlace característico de las películas del género. Son de esas, en definitiva, que pasan quince minutos y piensas: "madre mía, qué de cosas me ha contado este director en tan poco tiempo", frente a otras películas, en las que miras el reloj, ha pasado una hora y dices: "qué horror, me queda media hora y no me ha dicho nada, nada de nada".
   Un delicia, en suma, que merece la mejor nota posible.






martes, 24 de diciembre de 2013

SPIELBERG, Steven. Parque jurásico (1993)

Mi hijo Rodrigo terminó de verla y dijo: Papi, levántame mañana temprano para que puede jugar y se me quite el sofoco de la película.

lunes, 23 de diciembre de 2013

LANG, Fritz. Guerrilleros en Filipinas (1950)

     Probablemente sea una película de encargo, de las alimenticias, de esas que haces porque estás en la industria y necesitas no perder el pulso de la dirección, de las que al final las miras con cierta distancia. Pero pasa en todas las profesiones, en la música, en la literatura, el periodismo o la universidad, sin ir más lejos.
     Cierto que es una de sus peores cintas, pero a mi no me ha parecido tan mala como he leído por ahí... No tiene el empaque, la trama o la profundidad de otras, pero no me parece nada mala. Está bien rodada, con un metraje más que aceptable, diálogos comprensibles, enmarcada en un momento histórico concreto y definido y con actores más que razonables.
     Con respecto a Tyrone Power alguna cosa hay que decir. No es, ni mucho menos, mi actor favorito, pero tiene algo que te suena familiar, ahora le ves aquí, en otra película de no sé quien, en aquella de menganito y empiezas a valorarle como alguien conocido, como un actor sólido que hace su trabajo, que transmite su potencialidad dando forma a personajes creíbles, ciertos y bien definidos. Michele Presle tiene una cara angelical, de esas tiernas que no sabes si quien las define en la película quiere que sean esposas o madres, o las dos cosas al mismo tiempo.
     La película adolece de alguna escena importante de combate, quizá por la entidad del director podría pensarse en una gran batalla, en el mar, o en tierra, un desembarco. Pero no, nada de eso, Lang no es ese tipo de director, es otro, y hay que pedirle otras cosas. Es como si a Hitt le pidieras una película de amor: y te hace la ventana indiscreta.

domingo, 22 de diciembre de 2013

HATHAWAY, Henry. Valor de Ley (1969)

Buena película, con una soberbia actuación de Wayne, ya con sus características gorduras y ese fondo de buena persona que se vislumbra en su mirada.
No sabría, realmente, cuál es mejor versión si esta o de la de los Coen. Esta tiene u aire más auténtico, la niña es más niña, y algunas escenas quizá en este versión sobran una vez vista la otra primero.

SPIELBERG, Steven. El templo maldito (1984)



Bueno, a Rodrigo le gustan y es suficiente...

lunes, 16 de diciembre de 2013

FULLER, Samuel. Bajos fondos (1961)

     Fuller siempre tiene un algo especial, un toque que hace de sus películas obras a tener en consideración. Ruido al margen, y dejando un lado su antibelicismo -mala malísima es Uno Rojo, división de choque-, las de temática distinta son muy interesantes.
     Chico que presencia cómo asesinan a su padre y espera años para cumplir su venganza. Bien narrada, verosímiles papeles, y esos primeros planos en donde ves sudar la cara del protagonista son los rasgos esenciales de su forma de filmar.
     El color, aun rodada en blanco y negro, es muy apreciable, son tonalidades de blanco y negro muy nítidas, tremendamente intensas.
     Buen guión, diálogos inteligentes y metraje comedido. Muy recomendable.

domingo, 15 de diciembre de 2013

VALERII, Tonino. El día de la ira (1967)

Mala malísima... Rodrigo preguntaba: ¿papi, esta es la pero película que hemos visto, verdad?
Qué cosa más horrorosas... Solo la intervención, estereotipada hasta el hartazgo del protagonista da algo de interés a la cinta...

sábado, 14 de diciembre de 2013

viernes, 13 de diciembre de 2013

MANN, Anthony. La brigada suicida (1947)

Buena película, del sólido Mann, que narra un hecho real en un tono documental y con actores poco concedidos. Una banda muy importante importa papel de billetes de gran calidad de china y falsifica al por mayor dólares americanos. El tesoro infiltra a dos policías que consiguen llegar a la cúpula de las decisiones del poder  mafioso y desenmascarar a toda la organización.
Buenos planos y diálogos, con un tono más que interesante, tensión creciente y solución del conflicto muy apropiada. 
Solamente llama la atención el tufillo propagandístico del principio y del final de la película, que acentúa la verosimilitud de la trama y que enfatiza el papel policial.
Recomendable, aunque no creo que este sea el género de Mann, ni mucho menos. El cine de epopeya, sea el oeste, el Cid, o el Telemark suele ser el escenario más propio de él.

lunes, 9 de diciembre de 2013

MANN, Anthony. Horizontes lejanos (1952)

     Magnífica película, Westher de toda la vida... de un director sólido, con un James Stewart absolutamente maravilloso, un Arthur Kennedy en su papel de siempre y una aparición de Rock Hudson que no se sabe muy bien qué pinta en la película.
     Además los tiros y la violencia tiene un sentido, sirve para algo, no es gratuita. En este caso para conseguir que unos colonos puedan pasar el invierno con los víveres que adquirieron pero que quieren los mineros porque ha estallado la fiebre del oro.
     Hombre con pasado que se enfrenta a su segunda oportunidad. Esa que la vida siempre concede y que diferencia a los valiosos de los estériles.

domingo, 8 de diciembre de 2013

COEN, Ethan y Joel. Valor de ley (2010)

Muy buena película, excelentemente rodada, con muy buen tiempo, con el ritmo preciso, diálogos inteligentes, personajes muy bien caracterizados, una color precioso, magníficos paisajes... y un mensaje muy claro...
Una exposición directa del tema al comienzo de la película, en la presentación: una niña busca un aguacil para que persiga al asesino de su padre, y da con un viejo y tuerto personaje aficionado a la bebida y con el gatillo tan fácil como preguntar después de disparar. Viaje, paisajes, la intermediación de otro pistolero, disparos, venganza, y al final consigue lo que quiere. Años después la niña acude a recogerle... y ya falleció.

sábado, 7 de diciembre de 2013

FORD, John. Dos cabalgan juntos (1961)

Extraordinaria película, de temática parecida a Centauros... incluso con el mismo indio... pero peor en todos.
Aun así es genial en algunos aspectos y muy entretenida.

viernes, 6 de diciembre de 2013

RICHARD BROOKS. Los profesionales (1966)

Estupenda película del oeste. Guapa chica, tiros, emboscadas, caballos, todo un clásico del género... Me gusta mucho Lancaster, desde siempre, pero recientemente le he visto muy bien en diferentes registros. Palance es como es y Marvin y Ryan como lo que son, magníficos actores, principales, secundarios, lo que les caiga.
Cardinales guapa, guapa, no tanto como en Hasta que llegó su hora, pero preciosa.

domingo, 1 de diciembre de 2013

ALFREDSON, Tomas. El topo (2011)

Gran decepción. Mucho cartel, mucha imaginería, gran estrella, buena trama... Película complicadísima de seguir, con una trama que no se sabe a dónde se va, con idas y venidas al pasado que se mezclan con el momento en el que se están narrando las cosas. No sé, pero a mi me ha parecido una película muy mala. A fuerza de querer enrocar las cosas, en algunos momentos faltan diálogos, no hay pistas para recuperar la trama, momentos de descanso en la intensidad, una gracia, y algo...
Me ha parecido de las peores películas que he visto en tiempo....

007. Casino Royal (Martin Campbell, 2006)

El nuevo Bond parecía que podía darle otro aire, peor no ha sido posible. Al final todos son tan iguales que ni entretienen....

007. Muere otro día (Lee Tamahori, 2002)

Lo de siempre, en versión negra...