sábado, 2 de noviembre de 2013

SIODMAK, Robert. Forajidos (1946)

Auténtica y radical obra de arte, una de las muchas de Siodmak, que no sé muy bien por qué nunca está considerado un grande. A mi juicio lo es, y mucho. Tan grande como Lang, Preminger, mi director favorito, o incluso Wilder. Pero la crítica no supo, o no quiso ver en él un genio, y se conformó con catalogarle de artesano. La visualidad de sus imágenes, lo claro del discurso, la galería de personajes que desfilan ante su cámara, las mujeres malas y los hombre ingenuos, la profundidad de su discurso, todo ello hace de esta película una de las mejores de todos los tiempos, al menos para mi. Es excelente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario