sábado, 23 de noviembre de 2013

Robert Stevens. Nunca ames a un extraño (1959)

Melodrama poco eficaz, sobre una temática muy trillada. Nada destacable, algo efectista y muy melodramático. La intervención de los actores es sana pero algo sosa. Queda como una película antigua, mayor, como pasada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario