sábado, 3 de agosto de 2013

WAYNE, John (Codirigido con Ray Kellog). Boinas verdes (1968)



La temática bélica ha dado mucho juego a la industria del cine, algo menos al arte del cine. Pero esta película seguro que no ha dado juego a ninguno de estos dos escenarios. Santa María, madre de Dios, qué cosa más mala de película. Comienza bien, pero en seguida comienzas a ver que Wayne, único atractivo de la película está gordo, torpe, poco afortunado en sus expresiones y con una predeterminación en sí mismo que lastra toda la película. No hay siquiera guión aceptable, pues parece la suma de dos asuntos. La construcción del fuerte, el primero, y la búsqueda y secuestro del número uno del Vietcom, del que, por cierto, nada se sabe después de haber sido secuestrado.
Algún alarde en las escenas bélicas, algún puntito insufrible con el niño al final de la película paseando por la playa bajo el crepuscular sol, y poco más. Ni secundario, ni guiones, un metraje excesivo. Totalmente prescindible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario