sábado, 31 de agosto de 2013

FLEISCHER, Richard. 20.000 leguas de viaje submarino (1954)


Al final de la película, mi hijo me dijo: "papi no es tarde, vamos a verla de nuevo". Disfrutó una barbaridad. Es un placer iniciar a los hijos en el ocio propio, dejando que ellos vayan escogiendo su propio camino.
Película estupenda donde las haya: aventuras, códigos de honor, investigaciones, realidades y ficciones, peleas, persecuciones, ficción, verdad. Gran película de un director espléndido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario