lunes, 5 de agosto de 2013

DMYTRYK, Edward. Los insaciables (1963)


   Interesante melodrama del hombre hecho a sí mismo que arrastra tras de sí un complejo sentimiento de culpa, no se sabe muy bien por qué, pues nada tuvo que ver en el desenlace desagradable de la locura y muerte de su hermano gemelo a los nueve años.
   Despreciativo, arrogante, brillante, a veces genial, pero siempre superficial, irreflexivo y carente de la más mínima empatía. Rico y millonario, pero despreciable en el trato con las personas, amigas o enemigas, cercanas o lejanas.
   Buenos actores, guapas mujeres, razonable diálogos y aunque de metraje alto, 151 minutos, no se hace nada pesada, al contrario. Si lo hubiera extendido más tendríamos un telefilm.
   No entra dentro de las buenas obras de Dmytryk, pero se deja vera, y comparándola con los dramas actuales, tan carentes de fondo, se proyecta como una buena película, sin más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario