jueves, 11 de julio de 2013

STEFAN ZWEIG Novela de ajedrez, Acantilado, Barcelona, 2011

   Zweig es un escritor de una altura considerable. Rápido, directo, al grano, sin diletantismos, sin concesiones a la tontería. Tiene algo que contar, mucho que contar, y lo cuenta, de manera directa y sin perder el tiempo. Tiene la virtud de entretener, y, además, dejar un poso profundo y con mensaje.
   Junto con mi adorado Mann y mi más adorado Hesse forman parte de los mejores literatos de todos los tiempos.
   En este caso nos encontramos con un jugador profesional de ajedrez que un viaje en barco se encuentra con un jugador amateur que utilizó el ajedrez como vía de concentración y escape cuando fue sometido a un vigilancia exhaustiva y a unos interrogatorios durísimos por parte de la Gestapo. Emplear el ajedrez como método de huida frente a una realidad que se oprimía y apresaba por partes iguales y con idéntica dureza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario