martes, 9 de julio de 2013

PIROSH, Robert. A por todas (1951)

   Típica película de reconciliación con el género humano, tan típicas y tópicas en el cine norteamericano, que no se sabe si está hecha para educar o para entretener.
   Un batallón de guerra Yanki está compuesto, exclusivamente, con nacionales de ascendencia japonesa. Auténticos americanos, pero con los ojos rasgados y la piel amarilla. Todo un problema cuando peleas contra el país de sus ancestros. Todo un problema para los americanos, no para ellos, que se sienten tan americanos como el que más. Bueno, pues película de reconocimiento de ese batallón, de sus aventuras, del papel que jugaron, al parecer decisivo en algunos momentos de la guerra, en alguna batalla concreta.
   Normal película, tirando a pobretona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario