domingo, 3 de febrero de 2013

DMYTRYK, Edward. La mano izquierda de Dios (1955)

Un sacerdote con una pistola es una imagen muy gráfica de lo que es la película. Aparece en el pueblo en la China de mitad de siglo y todo el mundo le supone sacerdote cristiano. Actúa como tal, delante de toda la comunidad, escucha a los niños y les enseña a tocar el piano, trabaja con todos, evita los abusos de los mascas locales...
Evidentemente no era sacerdote, había huido de un cautiverio más o menos forzado al que le sometía un mafioso local. Era aviador y su aparado había sido derribado. Secuestrado por el mafioso para convertirlo en su mano derecha en la extorsión que practica habitualmente entre las gentes de la zona.
Todo va bien, sólo hay un problema, una enfermera local se enamora de él, del sacerdote, es Gene Tierney, con esa belleza enigmática tan suya. Al final tiene que abandonar la comunidad porque llegan otros párrocos, pero se decide no desvelar su engaño: ha actuado como un auténtico sacerdote y no merece la pena destrozar a la comunidad. Sin embargo él sí le dice la verdad a la enfermera, que finalmente no se va con él.
Buena película, de un director interesantísimo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario