sábado, 15 de diciembre de 2012

ROBERT SIODMAK: El abrazo de la muerte (1949)

     La primera vez que la vi me pareció mejor película que esta vez, más impactante, más lograda. Sin tener mal juicio sobre ella me parece menos plena. Está muy bien rodada, y para los que les gusta el género es una obra de arte, quizá un poco menor. Vive claramente del fenómeno de arrastre de Forajidos, probablemente una de las mejores películas de la historia del cine, siguiendo la senda marcada por aquella: la búsqueda de dinero, el atraco, la chica, el hombre que sólo adquiere valor a través de una especie de obnubilación pasajera... la realidad con la que chocan los sueños mal construidos.
     Siodmak, a diferencia de Lang, por ejemplo, siempre hace la misma película. Te puede gustar o no, pero es siempre igual, no tiene demasiados registros. Todas ellas, desde la Dama Desconocida, pasando por Forajidos, ésta, el Diablo ataca de noche, la Escalera de Caracol, o A través del Espejo siempre trazan una clara línea entre el bien y el mal, y la película se dedica a exponer la lucha entre ambos conceptos de forma nítida. Por supuesto siempre gana el bien, el criminal siempre paga, nunca triunfa. Y aunque deseemos lo contrario, desde el primer momento se aprecia que no va a tener éxito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario