domingo, 9 de diciembre de 2012

OTTO PREMINGER: Vorágine (1950)

     Retrato sicológico de una mujer cleptómana, casada con un eminente siquiatra que se ve envuelta en un chantaje por un vividorcillo sin demasiado lustre que consigue dominarla mediante técnicas de hipnotización. Lo que pretende, y consigue, es que robe los discos en donde una paciente de su marido le explica a éste con detalle cómo la había estafado una suma de dinero importante.
       Al final la persona aparece muerta y la protagonista en casa de ésta... en una escena bastante bonita.
   Preminger oscuro, el que más me gusta a mi, el menos convencional si se quiere, pero el más bonito.
      Buena película, de las que me gustan pero reconozco que no es lo más usual de ver en estos tiempos. 
   Sinceramente me gusta más la cara de Gene Tierney que cualquier otra actriz actual. Tiene algo magnético en su cara, con un misterio en su mirada impresionante. Es una de las actrices más bellas de todos los tiempos, aunque ya olvidada...


No hay comentarios:

Publicar un comentario