lunes, 31 de diciembre de 2012

ODETS, Clifford. Sangre en primera página (1959)

     Magnífica película de un director para mi desconocido. Deben ser de las primeras películas de Rita Haywoord, quizá un poco sobrepasada en un papel de intensidad dramática que hubiera calzado muy bien en actrices tipo Bety Davies.
     Además cuando en el minuto cuarenta y cinco ya está en pleno juicio uno se imagina que te van a contar hasta el recurso de casación en una película de dos horas. Pero no se hace nada pesada la trama y la exposición. Es más, sabe a poco.
     Más allá de la falta de exquisita tensión dramática en los actores, que están bien pero que no parece que consigan potenciar sus recursos más a allá de lo normal, la película es espléndida. Bien rodada, con diálogos precisos, nada parece sobrar del metraje, es proporcionada en la verosimilitud de lo narrado, y está muy bien contada.
     La trama es sencilla. Mujer casada con un macarra, conoce a viudo que acaba de perder a su único hijo que se dedica a los impuestos, a su gestión y cobro. De manera inocente pero firme parecen iniciar un idilio, aunque no se muestra de manera explícita. Él se encuentra de viaje fuera de la ciudad cuando recibe una llamada de ella, que le dice que su madre la ha amenazado. El vuelve a la ciudad y en un accidente, a todas luces no premeditado, muere el marido. Él vuelve a la ciudad en la que pernoctaba, y ya tiene una coartada. Ella dice que un hombre ha entrado en la casa y matado a su marido... 
   Nada parece convencer a un fiscal del Estado muy curtido, y todo parece indicar que el juicio con jurado se los va a llevar por delante... Nada de eso. Todo sale bien, y al final todo parece indicar que el mismo juez profesional que le comunica el veredicto del jurado es quien les casa.
    El Director sólo hizo esta película y otra en 1944, al parecer. Desde luego si por está se condenó en la industria del cine no tiene ninguna razón de ser. Peores películas han sido encumbradas al Olimpo de la excelsitud. De juicio y demás, así, a primer vista, es de las mejores que he visto, y junto con Testigo de Cargo, Anatomía de un Asesinato, Matar a un Ruiseñor, y El Proceso Paradine, constituirían el poker de ases de las películas en la materia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario