jueves, 30 de agosto de 2012

FRITZ LANG: Encubridora (1952)


     Me gusta Lang. Me gusta mucho. Todo lo que hizo. Incluso lo intrascendente, como este Westter, bien narrado pero con poco contenido. Desde luego lo que más brilla en él son las grandes películas de cine negro. Es lo suyo, su territorio, su forma más gráfica de transmitir un mensaje, siempre moral y ético. Las del Oeste también valen para este fin. Hay críticos incluso que ven en este género el más cinematográfico de todos. Quizá junto con las películas de guerra forman un estupendo modelo visual.
     Sea como fuere la película no es buena, sin ser de las peores. Trama simple, diálogos muy directos y poco enrrevesados, plasticidad clásica, rápidos pistoleros y mujeres fatales.
     Un buen Arthur Kennedy interpreta a un vaquero cuya novia ha sido asesinada por un ladrón. Le sigue por buena parte del pais hasta dar con él. Se esconde en "La Rueda de la Fortuna", un rancho lindando con méxico que regente Dietrich y que sirve de guarida a ladrones y maleantes, que pueden salir pitando a méxico cuando son perseguidos. Al final lo consigue, da caza al asesino de su novia, pero en el tiroteo muere la regente de la "Rueda"... y tiene que calbagar con Mel Ferrer, que también estaba enamorada de ella.
     Me llama la atención la buena disposición de las canciones en la película. Son dos o tres, pero dan mucho contenido y forma a la película, con letras que necesariamente deben escucharse para entender la trama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario