domingo, 22 de julio de 2012

JOHN HUSTON: La carta al Kremlin (1970)

     Cuando la vi por primera vez tuve la sensación de que no era gran película. Una más de las de serie B de toda la vida pero en malo. Es decir, serie C. Nada que ver con las grandísimas películas de la B que han hecho historia del cine.
     Era sugerente, por los actores, por la trama, por todo... Pero al final me pareció intrascendente. Y así es. Así me lo sigue pareciendo. Nada que ver con otras auténticas e incuestionables obras maestras del mejor director de cine norteamericano de mitad del siglo pasado.
     Una carta escrita por no se sabe quien ha llegado a Rusia, pero se relaciona con China, y compromete mire usted a saber a quién... Lo que me llama la atención es lo descuidado que están los diálogós. Al punto de que parece como si la película hubiera sido cortada cuando se estaba montando, porque en algunos puntos falta una explicación a lo que ocurre. Es como si se dieran por sabido algunas cosas, que el espectador desconoce. Se rodó más metraje y se eligió mal en la sala de montaje. Además, los triples espias que juegan a dos bandas en un circo a tres pistas no es mi especialidad cinemetográfica, y me aburre tremendamente tener que desconfiar en todo momento de quien parece que lleva la voz cantante. Al final no sabes si quien era malo lo sigue siendo, o si el bueno permanete como tal y no se pasa al lado oscuro. En fin, un poco lioso. Por supuesto nada trascendente. Si no estuviera firmada por Huston ni siquiera se reeditaría, estoy seguro. Pelicula prescindible, en fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario