jueves, 24 de mayo de 2012

FRANZ KAFKA: Aforismos, (trad.: Andrés Sánchez Pascual), Debolsillo, 2006.

     En un intento de dedicar el año 2012 a todo Kafka empiezan a caer las obras. Ésta la compré en Madrid, el febrero de 2010, en la cátedra de Tortuero Plaza. Hay que reconocer que la oscuridad de Kafka no sólo se debe a las temáticas, barrocas y circulares, sino también debido a la simbología y a las formas de expresión que emplea. Es conveniente leer este tipo de obras poco a poco, dos o tres aforismo día a día, para intentar reflexionar sobre ellas, poco a poco.
     El propio Kafka no era consciente de estar elaborando un catálogo de máximas de experiencias, ni nada parecido, lo que contribuye en buena medida a oscurecer todavía más las frases y las palabras, muchas de ellas con varios significados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario