sábado, 5 de mayo de 2012

ALBERT CAMUS: El mito de Sísifo, Alianza Editorial (Biblioteca Camus), 10ª reimp, Madrid, 2011.

     Si es fascismo se cura leyendo, como suele leerse en algunas de las pintadas callejeras, bien es cierto que cerca de recintos universitarios -yo al menos en dos ciudades distintas lo he visto en estos lugares-, El extranjero de Camus debería ser lectura obligada. También otros, especialmente La Muerte en Venecia, para algunos que otros que piensan, que siguen pensando, que la homosexualidad es un problema constitutivo de la naturaleza, una aberración antinatural que limita con el pecado y con la prostitución, como algún que otro imbecil purpurado estos días proclama desde los púlpitos de toda la vida, desde los de las iglesias.
     El mito de Sisifo recoge varias ensayos sobre lo absurdo y el suicidio. De manera circular se proyecta una lupa de aumentos exponenciales sobre ambas cuestiones, con el proposito de hacer pensar qué es y qué no es lo absurdo.
     Compré el libro por el último ensayo que contiene la compilación: "La esperanza y lo absurdo en la obra de Frank Kafka". Y me ha decepcionado. En principio el tema del suicidio no me sugería gran cosa. No ley ya con esta edad escritos que no me agraden. Lo de Kafka era diferente. Y me ha decepcionado. No por la forma, siempre impecable, siempre canónica, sino por el fondo: demasiado pueril, infantil, demasiado automático... Son un conjunto de reflexiones sobre la obra de Kafka y su significado sin mucha coherencia interna, un escrito realizado por el autor de manera automática, como si de un actual Blog se tratase. Escrito recuperado años después de la publicación del libro original, en el que no se incluía éste. No me ha desvelado ninguna clave, ninguna nueva perspectiva de Kafka, ninguna nueva óptica. En algunos momentos me ha sido incluso muy difícil seguirle en la madeja de ideas encadenadas que plantea. En definitiva, un escrito muy alejado de sus mejores páginas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario